A la zarzaparrilla o Smilax officinalis también se la conoce por salsaparrilla, zarza morisca y uva de perro, y al igual que el ajo, que la cebolla y que el puerro pertenece a la familia de las Liliáceas, en cambio la zarza común o zarzamora cuyos frutos son las moras pertenece lo mismo que las rosas a la familia de las Rosáceas.

Florece al comienzo del verano y sus frutos maduran en octubre y noviembre, por lo tanto se recolecta desde el otoño hasta principios de invierno.

Planta medicinal zarzaparrilla: su origen y descripción

La mayoría de las zarzaparrillas se encuentran en América del Norte y del Sur, sin embargo las más apreciadas en farmacopea son las originarias de México.

Las zarzaparrillas europeas, las podemos encontrar en la flora mediterránea como en Tarragona, es muy común en la Provenza francesa, realmente se puede decir que brota en media Europa. Asimismo las hay procedentes de la India.

La zarzaparrilla tiene un tallo largo y espinoso, sus hojas suelen ser acorazonadas, las flores son pequeñas y numerosas, las masculinas con seis estambres y las femeninas con pistilos ovoides.

El fruto es una baya redondeada y de color rojo oscuro, cuando el fruto madura es negro y se asemeja a un racimo de uvas, y su sabor es dulce no desagradable.

Se reproduce de forma natural en terrenos escabrosos e incluso acostumbra a trepar por los árboles. Y lo mismo que la camomila o manzanilla y que la lavanda o espliego, también se cultiva como planta ornamental.

Propiedades de la zarzaparrilla

La zarzaparrilla tiene propiedades refrescantes, aperitivas, digestivas, diuréticas, sudoríficas, depurativas, antiasmáticas y depurativas.

Las partes utilizadas con fines terapéuticos son sus raíces y su rizoma, una especie de raíz gruesa que se ramifica abundantemente y forma largos tallos subterráneos de color marfil.

Para qué sirve la zarzaparrilla o Smilax

La zarzaparrilla o Smilax, se compone de oxalato de cal, almidón, saponinas, resinas, esencia y zarzaparrilla, y tiene aplicaciones en casos de:

Gota, reumatismo, nefritis crónicas, exceso de urea, herpes, eczemas, dermatosis, vómitos, cefaleas, actúa contra el veneno y sirve para purificar la sangre.

Té de zarzaparrilla y bebidas de zarzaparrilla, otras aplicaciones

En la industria de la alimentación, a la zarzaparrilla se la utiliza para formar una especie de espumilla muy agradable en las bebidas azucaradas, zumos de frutas, bebidas refrescantes, tés y, sobre todo, en la cerveza.

Los tés de zarzaparrilla elaborados con sus raíces son muy diuréticos, por eso se dice de esta planta que es buena para las dietas de adelgazamiento.

También existe una bebida que se obtiene de sus raíces, bebida que al parecer es de origen español, se comercializa como bebida zarzaparrilla, y posee características similares a la bebida Coca-Cola.

Beneficios de la zarzaparrilla: jarabe de zarzaparrilla

Con unos 30 gramos de rizoma de zarzaparrilla por litro de agua y mezclado con hojas de nogal, sirve como sudorífica y diurética.

Un excelente jarabe elaborado con 50 gramos de zarzaparrilla, unos cuantos pétalos de rosas, hinojo y borraja, para enfermedades de la piel tomando una cucharada diaria.

Cociendo entre 70 y 80 gramos de zarzaparrilla en un litro de agua hasta reducirlo a la mitad, es excelente como depurativo tomando una taza a lo largo del día.

Y con la raíz hecha polvo se hacen cigarrillos para combatir el asma.

Smilax o zarzaparrilla, su historia

Esta planta medicinal fue introducida en la farmacopea europea hacia mediados del siglo XVII. Paracelso ya hablaba de ella en sus libros, y reconocía sus excelentes propiedades.

La zarzaparrilla también era utilizada como planta medicinal por las tribus americanas, antes del descubrimiento de América.

Los españoles dieron el nombre de zarzaparrilla a la zarza morisca, zarza por sus espinas y parrilla por la manera que tiene esta planta de enzarzarse como una parra.