El Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín de la ciudad de Buenos Aires dio inicio a su temporada 2012 con el estreno del ballet Zeppelin con coreografía de Carlos Casella y Gustavo Lesgart, el día 19 de mayo en la sala Martín Coronado del CTBA.

Este trabajo tuvo su origen cuando Mauricio Wainrot, Director del Ballet Contemporáneo, asistió a una representación de Eclipse, obra de danza contemporánea con coreografía de Casella y Lesgart, que también la bailan, y decidió encargarles la realización de un ballet “largo”.

Zeppelin tiene música original de Diego Vainer, escenografía de Mariano Sivak, vestuario de Pablo Ramírez e iluminación de Eli Sirlin.

Suma y resta en la danza

Zeppelin comienza con un solo masculino al que luego se le suma otro bailarín, del dueto se pasa al trío con la suma de un tercero y luego, paulatina e individualmente, se suman a la escena otros bailarines, todos vestidos en negro y gris, hasta conformar un conjunto masculino que danza con un sentido casi tribal.

Una mujer llega a la escena con su ropa de color rojo y se suma al grupo para ir lentamente transformándole su esencia con la lenta pero inexorable incorporación de otras mujeres, todas vestidas con diferentes y brillantes colores, y hombres y mujeres danzan juntos en un permanente contrapunto con muy pocos instantes de fusión.

La música de Vainer con una impronta electrónica acompaña ajustadamente los movimientos que se reelaboran de manera constante.

A mitad de la representación los hombres comienzan a restarse en su número y gana por completo la escena el grupo femenino. Queda con ellas solamente un hombre, el único que vistía ropa de color, su vestimenta es de un azulado que no llega ser tan brillante como el de las mujeres y tiende a la tonalidad del azul de cobalto, un color de sugestivas interpretaciones.

La forma del Zeppelin en un ballet

El grupo femenino también desaparece lentamente de la escena y así la obra que comenzó sumando termina restando.

En el fondo escenográfico asoma una de las puntas de un dirigible, quizá el Zeppelin, al que los coreógrafos proyectan “morfológicamente” los movimientos. La nave comienza con un extremo fino, es abultada en el medio y vuelve a “afinarse” en el otro extremo. La pieza de danza podría tener la misma forma.

Dentro de lo abstracto de los cuadros, el espectador encuentra poesía en la contraposición de los sexos por la posesión de un espacio. Todos se irán, el espacio permanecerá como antes de que llegaran.

La consagración de la primavera

El programa se completa con la reposición de La consagración de la primavera con coreografía de Mauricio Wainrot y la música de Igor Stravinsky en su “etapa composicional rusa”.

Ambas piezas son interpretadas por el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín integrado por Victoria Balanza, Nicolás Berrueta, Nira Bravo, Melisa Buchelli, Facundo Bustamante, Carolina Capriati, Matías De Cruz, Flavia Dilorenzo, Lautaro Dolz, Laura Higa, Matías Mancilla, Gerardo Marturano, Alexis Mirenda, Sergio Muzzio, Silvina Pérez, Diego Poblete, Eva Prediger, Rubén Rodríguez, Andrés Rosso, Sol Rourich, Ivana Santaella, Agostina Scarafía, Vanesa Turelli, Ivana Villada, Margarita Wolf, Theo Kiyoyuki Yano y Erika Zimmermann. La bailarina aprendiz es Lucía Bargados. Los asistentes coreográficos son Miguel Elías y Elizabeth Rodríguez y la Directora Asociada es Andrea Chinetti.

Programación de funciones en el Teatro San Martín

Las funciones de este doble programa se realizan los días jueves a las 14, los viernes y sábados a las 20,30 y los domingos a las 17. Las entradas pueden adquirirse por boletería, telefónicamente en el 0800-333-5254 y también por internet en la web del CTBA. tienen un valor de $ 70 en platea y $ 50 en pullman. Los días jueves el precio de todas las localidades es de $ 20.