Ricky Martin escogió apartarse de los escenarios hace tres años, desde que terminara la exitosa gira mundial "Black & White Tour", en 2007. No obstante, durante ese tiempo, el reconocido astro trabajó intensamente en los proyectos de su organización, The Ricky Martin Foundation, y en la ayuda a países que sufrieron de desastres naturales, como el tsunami que azotó a las islas Solomón en 2007, y el más reciente terremoto que destruyó casi en su totalidad a la república de Haití a principios de 2010.

El papel de su vida

Más recientemente, Ricky Martin se colocó entre los primeros lugares de buscadores de noticias y servicios informativos en el mundo con la declaración de homosexualidad del cantante que hiciera a través de su twitter. Si bien algunos opinan que dicha apertura forma parte de una estrategia de mercadeo, bien es cierto que esta en torno a su sexualidad lo colocó de nuevo en el mapa de los rumores y chismes sobre celebridades. Luego de estrenar el single "Lo mejor de mi vida eres tú", que marca el regreso inminente del cantante a los escenarios, el pasado 2 de noviembre se lanzó la autobiografía Yo, publicada bajo el sello de Plaza & Janés de la casa editorial Random House Mondadori, y que en cuestión de días se colocó entre los primeros lugares indiscutibles de venta en varios países. Según Amazon, esta es la primera vez en la historia de los mejores vendidos que un libro en español ocupa este lugar en la lista.

Yo, una confesión íntima que se convierte en escándalo

Si hay un rasgo peculiar en esta obra es la absoluta sinceridad del artista a la hora de contar sus sentimientos, sus contradicciones y sus miedos, como la descripción que ostenta la decisión de ser padre y cómo llegó a realizar ese sueño. Algunas personas cercanas al artista le aconsejaron que no publicara la obra, pues la decisión de "contarle" al mundo sobre su opción sexual podría costarle el rechazo de sus seguidoras.

No obstante, el cantante decidió seguir adelante y depositó en su autobiografía no solo lo que representa su vida y sus sueños, sino que respetó el anonimato de las personas que se han relacionado con él de manera íntima, resguardando su seguridad e imagen pública. Una de estas "señaladas" ha sido Rebecca de Alba, la popular conductora con quien se le relacionó sentimentalmente durante algunos años. Frente a la polémica si el cantante ya era homosexual al momento de establecer su relación de siete años, la mexicana respondió a RPP: "Él en su momento sí me lo dijo, por eso cuando salió la noticia yo estaba tan tranquila, unos años después de que ya habíamos terminado me lo contó", explicó.

No fueron pocos los que quisieron aprovecharse de la cobertura de los medios para hacerse sombra con la publicación del libro. En Venezuela, el ex integrante de la banda juvenil Los Chamos, Adolfo Cubas, realizó declaraciones a varios medios y a través de su twitter. Sin embargo, declinó la invitación que le hiciera el programa DEC en España, cuando comprobó que la mayoría de los seguidores rechazaban estos comentarios por ser confesiones extemporáneas y en ocasiones, de mal gusto. "Tuvimos muy buena relación, pero él no me valoró. Me utilizó, recomendándome a sus amigos como un hombre muy dotado que sólo servía para el sexo", declaró a algunos medios, como People en Español.

En Argentina también hizo lo propio el cantante Pablito Ruiz. "Voy a confesar una cosa muy fuerte: me di un par de besos con Ricky Martin", dijo el intérprete al programa de farándula Ver, de la conductora argentina Viviana Canosa, y publicado en la web del canal noticioso de univision.com.

Un papá modelo

Si bien el tema de la sexualidad ha capitalizado el mercadeo de la obra escrita por Martin, en el libro el lector puede acercarse al imaginario familiar, benéfico y humano del cantante, así como al descubrimiento de lo que considera lo más importante en su vida, ser padre, tener a sus pequeños hijos, Mateo y Valentino.

La fanaticada de Ricky no sólo aceptó la declaración de su homosexualidad como un gesto de valentía, sino que la fama del boricua se ha disparado en forma positiva. Los comentarios y valoraciones recibidas por Larry King en la entrevista que sostuviese recientemente con el cantante y recién estrenado autor en CNN, así lo confirman. “Definitivamente la religión te hace luchar con quién eres – a pesar de que no he sido ‘católico’ por muchos, muchos años – sí - te han lavado el cerebro para creer que eres malo… Yo pude finalmente salir sin tener que decirlo una y otra vez… Yo siento su dolor, yo conozco su lucha… Nacimos así, nadie viene al mundo decidiendo el color de sus ojos, su sexo o su sexualidad”, comentó Robert Stroney, en reseña publicada por el site primerahora.com.

El lanzamiento de Yo sirve de abreboca para el regreso de Ricky, pautado para finales de este año con un nuevo tour mundial. Mientras tanto, el cantante recorre el mundo promocionando su libro que apunta a convertirse a uno de los bestsellers de fin de año.