Durante los días 11, 12 y 22 de agosto se ha celebrado en la ciudad de la Vila Joiosa (Alicante) el evento Xocolatissima 2011. Dentro de las ofertas presentadas en el ciclo gastronómico - entre las cuales destacan, por ejemplo, las recetas de pebereta o con pescado azul - se encontraba la presentación de la historia chocolatera y su industria en la Vila Joiosa.

Ya hace tiempo que la celebración de Xocolatissima está presente en la ciudad, dando a conocer los productos fabricados por las distintas empresas con una pequeña degustación, un curso para elaborar platos usando el chocolate, la visualización de una película relacionada con el tema y la oferta de chocolate para los vileros y las personas que deseen visitar la ciudad o conocer, más a fondo, el producto.

Xocolatissima 2011

Se eligieron tres días del mes de agosto para mostrar a los visitantes cómo llegó el chocolate a la ciudad y el desarrollo de la industria en torno a este alimento. Cómo trajeron la primera piedra para moler el grano, cómo se desarrollaron las fábricas hasta el punto de llegar a haber en el pueblo cerca de veinte piedras o el nombre de la primera persona que trajo la semilla de cacao a la ciudad desde los puertos en donde se desembarcaban los productos de América.

El primer dia, 11 de agosto, se instaló en la zona del barrio de Sant Pere una pantalla para poder visualizar la película "Chocolat", a las diez de la noche, con gran afluencia de espectadores. El segundo día, doce de agosto se inició la visita a las fábricas de chocolate que participaron o se ofrecieron para darse a conocer. Durante todo el día hubo circuitos programados por la concejalia de turismo del ayuntamiento y se concertaba la visita en la misma oficina: Chocolatería Clavileño, Chocolatería Valor y Chocolates Pérez. En este día, la última fábrica no pudo ser visitada más que por la tarde.

Durante la tarde, el gran evento fue la degustación ofrecida a la diecinueve horas, en el casco antiguo, de la xocolatada popular donde se repartieron más de 500 litros de chocolate. Por la noche, el mismo día doce y en la playa centro, mayores y pequeños disfrutaron de la película "Charlie y la fábrica de chocolate" dentro del apartado "El xocolate i el cine".

El día 22 de agosto, la chef del restaurante "Mariachi", María Teresa Sánchez Gómez, impartió durante dos días - pues se alargó debido al gran interés de las personas que pedían el recetario - un curso de cocina que se integraba dentro del apartado "El xocolate i la cuina", es decir "El chocolate y la cocina". Fue todo un éxito de asistencia.

Chocolates Clavileño

El día doce se sucedieron, durante toda la jornada, las visitas a las distintas chocolaterías patrocinadoras del evento. La primera en ser visitada fue la Chocolatería Clavileño. El viaje se hizo ameno puesto que había una azafata que iba narrando toda la historia del chocolate y, mínimamente, la historia de la ciudad; la gente estaba interesada por conocer los pormenores y las fábricas chocolateras.

Magdalena López recibió a los visitantes a la entrada de la fábrica. Relató, señalando los enormes sacos y aparatos, el proceso para moler los granos, la mezcla con azúcar y las mezclas posteriores, el trabajo que realizaba cada máquina y el proceso que se tenía que seguir desde que entraba el cacao en la fábrica hasta que salía convertido en tableta o envasado en paquetes para consumirse líquido.

A continuación se mostró el museo del chocolate que contiene instrumentos usados por la familia antiguamente. En una habitación, donde también se podían apreciar variedades del chocolate de dicha marca, estaban acomodados los distintos aparatos que se usaban, en un principio, para moler el chocolate, transportarlo, la variedad de semillas, las distintas tabletas de chocolate que se había confeccionado y cómo cambiaba su envoltura. Quien lo deseaba podía adquirir algunos de los productos y se ofreció una degustación de chocolate frío que fue del agrado de los asistentes pues el calor se hacía notar.

Chocolates Valor

Posteriormente, el autobús dirigió a los asistentes hacia la fábrica de Chocolates Valor. Momentos antes, el autocar circuló por delante de la empresa Chocolates Pérez que no podía ser visitada. El acceso a Chocolates Valor se realizó de manera agradable pues se pudo contemplar la fachada acristalada que tiene la fábrica. A continuación se visitó el museo familiar donde se podían contemplar distintas variedades de cacao e incluso probarlas. En una vitrina se encontraban máscaras sudamericana y otros objetos traídos de los países iberoamericanos. El museo se encuentra emplazado en una casa típica de la Vila Joiosa.

En el primer piso se podían ver las grandes máquinas que se usaban para moler el grano y en el segundo piso los moldes y el proceso para poder transformarlo en tableta o azucararlo para su consumo así como envoltorios de antiguas tabletas. A continuación se visitó la fábrica donde se dio una explicación del tratamiento del cacao y una gran sala con distintas curiosidades referentes a la empresa. Tras una deliciosa degustación y la venta de productos, el autobús volvió a su punto de origen.