Xabi Alonso nació en Tolosa, Guipúzcoa, el 25 de noviembre de 1981 y es actualmente jugador del Real Madrid. Alonso tiene hoy día de celebraciones ya que el tolosarra cumple 30 años y lo hace en su mejor época como futbolista.

Hijo de Periko Alonso, Xabi comenzó sus andadas en el equipo local, el Antiguoko, donde jugaba los fines de semana junto con su amigo y vecino, Arteta. Ojeadores de la Real Sociedad siguieron los pasos de Xabi, quien junto con su hermano Mikel aceptaron la oferta del conjunto vasco. Sin embargo Arteta, fue a parar a las categorías inferiores del FC Barcelona.

Inicios de Xabi y el salto a la fama

Alonso llegó a la Real Sociedad con tan solo 18 años. Hizo su debút en 1999 frente al CD Logroñés, en un partido de la Copa del Rey. Ya en la temporada 2000-01, Alonso fue cedido al Eibar de Segunda División. En enero de 2001, el por entonces técnico de la Real, Javier Clemente, fue destituido, dejando al club vasco en última posición en la liga.

Toshack se convirtió en el nuevo entrenador de la Real Sociedad, repescando a Xabi del Eibar, una decisión que hizo que el conjunto donostiarra terminará la liga decimocuarto, lejos del descenso y en una posición tranquila para lo que había sido la temporada.

En la temporada 2002-2003, la Real Sociedad logró acabar la liga en segunda posición con tan solo dos puntos menos que el campeón, el Real Madrid. Alonso realizó una campaña que llamó la atención del seleccionador nacional, Iñaki Sáez, quien lo convocó por primera vez para jugar un amistoso contra Ecuador, donde la selección española ganó por 4-0.

En la siguiente temporada, la Real llegó hasta los octavos de final de la Champions League, donde cayó ante el Olimpique de Lyon. El cúmulo de partidos hizo que el conjunto donostiarra acabara la liga decimoquinto. Hubo equipos como el Real Madrid, que mostraron su interés por llevarse a Xabi, aunque el tolosarra aceptó la oferta del Liverpool tras la llegada a la Real de Mikel Arteta.

Años dorados en el Liverpool

Alonso llegó al Liverpool acompañado de Luis García, donde pronto se formaría el "Spanish Liverpool" con jugadores como Pepe Reina y Arbeloa, además del técnico, Rafael Benitez.

Xabi debutó el 29 de agosto de 2004 frente al Bolton en un partido de liga, donde el conjunto inglés cayó por 1-0. La actuación de Alonso en este partido no dejaba indeferente a nadie, que ya anunciaban el gran fichaje que había hecho el Liverpool para el medio campo.

El "boom" del tolosarra se produjo en la final de la Champions League de la temporada 2004-2005, donde los reds se iban al descanso perdiendo por 0-3. La segunda parte fue un espectáculo total, donde Alonso hizo con el Milan lo que quiso. El 2-3 llegó rápidamente y el gol del empate lo ponía el propio Xabi en un penalti bien lanzado que no lograba atajar Dida. El Liverpool ganó 3-2 en la tanda de penaltis en un partido que tenía totalmente perdido.

En la temporada siguiente, las 2005-2006, el Liverpool ganó la FA Cup frente al West Ham United. De nuevo el encuentro llegó con empate a tres al final del tiempo reglamentario, por lo que la victoria la consiguió el Liverpool en los penaltis.

Durante la temporada 2006-2007, Alonso no logró ganar ningún titulo con el Liverpool, algo que se prolongó durante la siguiente temporada, la 2007-2008, en la que el jugador vasco no consiguió ganar ningún trofeo con los reds.

En la temporada 2008-2009, la última de Alonso en el Liverpool, estuvieron a punto de hacerse con la liga, la cual ganó el Manchester United. Al final de esta temporada, Xabi había acordado un traspaso con el Real Madrid, el cual se llevó a cabo a principios de agosto.

Traspaso al Real Madrid y actualidad

La temporada 2009-2010, ha sido la primera del jugador vasco en el Real Madrid, donde marcó su primer gol con la camiseta blanca el 21 de febrero de 2010, al transformar un penalti frente al Villarreal en el que el Madrid ganó por 6-2.

Finalmente, en la Champions League, el equipo fue eliminado en octavos al caer contra el Lyon, en un partido donde con Alonso sancionado, el Madrid notó su ausencia y cayó de nuevo de la competición europea. Un año más tarde, en la temporada 2010-2011, llegaron los éxitos con el Madrid. Llegó a la semifinal de la Champions donde cayó con el Barcelona y ganó la Copa del Rey frente al equipo culé por 1-0.