El dramaturgo alemán Georg Büchner murió, enfermo de tifus, cuando tenía 24 años y dejó tan sólo tres obras escritas, entre ellas una inconclusa, Woyzeck.

Esta obra, ha llegado a convertirse en un clásico del teatro de Alemania y se la considera, mundialmente, como el primer drama social.

Una obra de teatro en fragmentos

Büchner, al morir, aún no había dado una estructura definitiva a la obra y por lo tanto, al ser llevado el texto a escena ha permitido (y aún permite) un gran vuelo creativo por parte de imaginativos directores de teatro.

Este drama ha sido representado con diversos estilos teatrales que van desde el teatro de marionetas hasta el teatro de sombras.

También los directores han encontrado la libertad de agregar o quitar personajes de acuerdo al enfoque personal que le daban al mensaje subliminal.

Obra de teatro en el cine y en la ópera.

La historia de la obra sirvió de base para el libreto de la ópera Woyzeck de Alban Berg.

Con este argumento también se realizaron películas en muchos países de Europa, sobre todo en Alemania, siendo la más conocida la que en 1979 filmó Werner Herzog protagonizada por los actores Klaus Kinski y Eva Mattes, a la que la mayoría de la crítica europea encontró más teatral que cinematográfica.

Sin embargo se señaló, y aún hay críticos que lo piensan, que en esa película Kinski realizó la mejor creación de un personaje en toda su carrera.

Sinopsis de Woyzeck de Georg Büchner

La obra cuenta la historia de un soldado alemán que realmente existió y se llamó Johann Christian Woyzeck,

El soldado pertenecía a la clase social más baja, y en 1824 fue condenado a muerte y ejecutado.

La sentencia le fue aplicada por haber asesinado, en un rapto de locura, a la mujer con la que mantenía un romance, que le había sido infiel.

Inmediatamente se alzaron voces en toda Alemania cuestionando al Código Penal que no consideraba las causas que habían llevado a Woyzeck a enloquecer.

Análisis de la obra

Aunque en la actualidad el texto de Büchner puede que sea una fusión entre lo que él escribió y la reelaboración que para su primera publicación hizo Karl Franzos en 1879, todo el tratamiento dado a la trama coloca a esta obra claramente en el drama social y en una avanzada del expresionismo.

Al protagonista su nivel social no le ha brindado oportunidades y si se las diera él no está capacitado para tomarlas.

Está en el último escalón de una sociedad que lo detesta, lo humilla y lo excluye.

Condenando a la víctima

Woyzeck sufre abusos, experimentos inconducentes, el desprecio de parte de sus semejantes y una falta de respeto total a su condición de ser humano.

Todo eso, al provocarle permanentemente desesperación y angustia no puede llevarlo a otro estado que no sea el de la locura.

Y entonces surge la pregunta que haría el autor al espectador: ¿a quién habría que juzgar más severamente?

Crítica a la puesta de Woyzeck por Gonzalo Facundo López

El director imprimió un carácter “militarizado” a todos los personajes. Incluso, aunque más leve, también lo tiene el protagonista.

En la adaptación López conservó términos en alemán que tienen una fuerte resonancia y que al espectador, quizá llevado por estereotipos, sitúan en un ámbito riguroso, frío y deshumanizado.

Surralismo y grotesco

Gonzalo Facundo López ha recreado el drama de Büchner con una puesta surrealista, aunque por momentos se puede apreciar una inclinación hacia el grotesco y también algunas escenas del absurdo que remiten inmediatamente al autor.

Las marcaciones permiten un ritmo ágil que no decae en ningún momento pese a que el texto tiene la lógica densidad que las escenas con situaciones amargas requieren.

La distancia entre acción y platea está resuelta como para que no impida a ningún espectador la visibilidad de las escenas y de esa manera se puede asimilar la obra de manera completa.

El elenco

El protagonista está interpretado por Mariano Karamanian y lo acompañan María Viau, Ariel Mele, Exequiel Abreu, Paloma Santos, Paola Capppellari, Celina Contin y Alejandra Mikulan.

López ha usado el simbólico color blanco tanto en la escenografía como en el vestuario de las actrices, aunque esta vez puede asociárselo más con la indiferencia.

Es de remarcar que al ser el elenco mayoritariamente femenino, el espectador se encuentra con la particularidad de roles masculinos que han sido recreados para ser interpretados por una mujer.

Este tipo de obras, con un vuelo creativo por parte del director, requiere una homogeneidad en los trabajos de los actores que, afortunadamente, el elenco ha logrado.

La vigencia

Esta obra es trabajada con asiduidad en los talleres de actuación por permitir cada uno de sus personajes un gran desarrollo creativo al actor.

Al ser puesta en escena en el competitivo teatro alternativo de Buenos Aires, el espectador encuentra que el texto tiene absoluta vigencia en la Argentina del año 2011, cuando continuamente se debate sobre la exclusión social y las nefastas consecuencias que acarrea para el individuo.

Programación de las funciones

Woyzeck de Georg Büchner con la dirección de Gonzalo Facundo López se ofrece en el Teatro Del Borde, ubicado en la calle Chile 630 de la ciudad de Buenos Aires, los días sábados a las 23,30 y las entradas tienen un valor de $ 60.

Los estudiantes obtienen un descuento presentando su credencial, y los socios de clubes de actividades culturales obtienen el beneficio de 2x1.