El incremento de lectores ocasionales, en especial mujeres jóvenes que diariamente vemos en los transportes públicos, mantiene la venta de libros en niveles aceptables. Se estima que la publicidad en el Metro e invitación a la lectura con la campaña Libros a la calle ha dado un buen resultado y, a veces, causa un poco de envidia ver a una persona leyendo plácidamente con un libro en sus manos mientras los demás hacen el mismo recorrido sin hacer nada, quietos, mirando aburridos a un lado u otro del vagón.

Por otra parte, es más meritoria la labor de los primeros ya que con el auge del libro voluminoso, en detrimento de la ya casi desaparecida y cómoda edición de bolsillo, mantener el equilibrio con las manos ocupadas no siempre es fácil. Pero compensa el ratito de lectura relajante que acorta, además, el monótono trayecto en la ida y vuelta del trabajo o en las obligadas compras o gestiones.

Estar al día en la lectura

La publicidad y venta social es presuntuosa en muchas ocasiones, ya que por aparentar estar "a la última", se desdeñan libros estupendos que no llegan a leerse al no figurar en las listas de actualidad, más o menos fiables.

Escasez de temas que destaquen los valores morales que, desgraciadamente, día a día van desapareciendo. Empleo innecesario de palabras groseras, malsonantes o chabacanas cuando nuestro idioma es tan rico en sinónimos, por lo que describir situaciones desagradables o tensas no justifica, en modo alguno, la procacidad. Todas estas circunstancias, en una extraña medida, dan como resultado libros deliciosos de lectura repetida o libros que merecen el rápido olvido, con independencia total, en ambos casos, de su volumen ya que la calidad no se vende al peso. Ya lo dijo Baltasar Gracián "Lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

Comodidad del libro electrónico

Por su poco peso y formato adecuado, el e-book reader va ganando simpatizantes a pesar de que su precio aún sigue siendo elevado. No obstante, compensa la libre disponibilidad de una verdadera y personal biblioteca ambulante, con libre acceso en cualquier momento y lugar, de la lectura favorita.

El Wolder miBuk Life, por ejemplo, incluye gratis la llamada Biblioteca Esencial con mil e-books en su memoria interna de 2 GB, circunstancia que abarata el precio, ya de por sí competitivo, siendo un buen aliciente para fomentar la lectura y el mejor regalo para los lectores consumados y casi "empedernidos", que los hay, en especial para seguir recordando la bonita literatura clásica y del Siglo de Oro, ya que no deja de ser una agradable sorpresa encontrar, entre esos mil títulos, verdaderas delicias que ya nos entusiasmaron en nuestra juventud y que ahora, cómodamente, podemos releer cuando tan difícil resulta encontrarlas en las librerías actuales.

Características y precio del Wolder miBuk Life

La empresa española Wolder sacó al mercado, el día 28 del pasado mes de enero, un nuevo e-book reader, que hacía el número siete de la amplia oferta de la cCompañía en dispositivos de lectura electrónica. La calidad y sencillez de manejo, unido a su precio asequible de 169 euros (IVA incluido), ya le auguraba un buen éxito. No es para menos pues sus características y prestaciones, una vez conocidas, son sorprendentes.

La pantalla de seis pulgadas Electronic Paper Display tipo e-ink, llamada pantalla electrónica, atrae porque no cansa a la vista con lo que se consigue evitar la fatiga visual gracias a sus dieciséis niveles de grises, permitiendo una lectura prolongada, al tiempo que agrada saber que la carga de la batería tiene una duración de ciento cincuenta horas, equivalentes a la lectura de unas diez mil páginas, pues solo consume al paso de ellas, lo que le da una gran autonomía , que por otra parte se controla fácilmente por su cómodo visor.

Otras características del Wolder miBuk Life

Aunque el fichero digital de un libro ocupa poco, la tarjeta interna del Wolder miBuk Life, al ser de 2 GB, permite guardar con holgura la ya mencionada Biblioteca Esencial de mil títulos con independencia de los archivos generales del sistema operativo; pero además, puede ampliarse hasta 18 GB mediante una tarjeta micro SD de 16 GB para su alojamiento en la ranura correspondiente.

El soportar hasta trece formatos de texto (PDF, EPUB, FB2, TXT, HTML, MOBI, PRC, RTF, CHM, PDB, DJVU, IW44, TCR), cinco formatos de imagen (JPEG, PNG, TIF, GIF, BMP) y otros tantos de audio (MP3, OGG, WAV, WMA, AC3), enriquecen su disponibilidad acumuladora para todo tipo de libros, imágenes, documentos y acompañamiento musical a voluntad mientras se lee.

Su procesador Arm9 Core permite crear carpetas, organizar documentos y mover los archivos sin tener que conectar el dispositivo al ordenador.

Dispone de doce botones laterales de acceso directo a todas las funciones del menú, de tal forma que se puede personalizar el tipo y tamaño de la letra, interlineado, lectura en vertical u horizontal, buscar textos, páginas determinadas de ellos, fácil sistema de marcapáginas para uno o varios libros, favoritos seleccionados o últimos libros leídos, así como dispositivo de autoapagado a elección.

Por último, su tamaño es agradable y cómodo. Mide 185 milímetros de alto, por 122 de ancho y 9,5 de grosor; tiene un peso de 223 gramos y viene protegido, para su uso cotidiano, con una funda tipo portada, de polipiel, de diseño claro, en tono chocolate, de tacto suave y con una rugosidad atractiva y antideslizante que, al abrirla, siempre mostrará como aliciente para comenzar la lectura la sencilla y preciosa frase de Martín Tupper "un libro es el mejor de los amigos, ahora y siempre".