Nada parece haber cambiado para Wilco, y, en este caso, lo reaccionario se muestra como una virtud a nivel musical. “The Whole Love”, el nuevo álbum de la banda liderada por Jeff Tweedy, que saldrá a la venta a finales de septiembre, mantiene intacto la marca “Wilco”, o lo que es lo mismo, una manera de componer canciones que ha sentado cátedra en el mundo del rock y que ha elevado al sexteto afincado en Chicago a la categoría de referente internacional en ese inestable, abigarrado y siempre voraz oficio que es hacer música. Wilco se reafirma a sí mismo, lo cual es bueno para Wilco y aún mejor para la música en general.

“The Whole Love” sigue siendo Wilco

“The Whole Love”, el octavo disco de estudio de la banda, mantiene las pautas musicales que caracterizan a Wilco: complejo mestizaje musical que se balancea entre la música folk americana y el rock de punteos eléctricos y arreglos con sintetizador, líricas que expresan sentimientos oscuros bajo la sustancia de lo poético, melodías pegadizas que se sostienen o son desgarradas por la eclosión de las guitarras, epílogos de canciones que se dilatan hasta un clímax instrumental que no parece tener fin y cuya vocación expansiva parece hacer de la música una realidad constante, imperecedera, que no puede ser segmentada en temas y cuya solución de continuidad puede aspirar al infinito.

La “buena salud” de Jeff Tweedy

En “The Whole Love”, Jeff Tweedy, vocalista, compositor e indiscutible líder de la banda, pone una vez más de manifiesto que ha encontrado un equilibrio emocional y creativo desde que superó su adicción a los analgésicos, que tomaba para combatir sus migrañas crónicas y que le llevaron a ingresar en una clínica de desintoxicación. Tweedy asegura que no sólo ha dejado los analgésicos, sino que ahora tampoco fuma ni bebe, “por lo que, aunque sufro migrañas ocasionalmente, no existe ningún vicio asociado a ellas que las empeore”.

“The Whole Love” trasmite esa “buena salud” de Tweedy: el empaque musical que conforman sus diez canciones trasmite serenidad, sofisticación y sentimentalismo, pero sin remarcados claroscuros o drásticos quiebres estilísticos, como sí sucediese en otros discos anteriores, como “Yankee Hotel Foxtrot” (2002) o “A Ghost Is Born” (2004), posiblemente los dos mejores álbumes de la banda.

Wilco parece haber dejado atrás el toque bizarro y extravagante de aquella etapa, extremadamente bipolar, ecléctica y embriagadora, pero en “The Whole Love” la banda americana vuelve a combinar sus dos principales facetas musicales, como si su estilo estuviese dividido en dos bloques compositivos, siendo siempre un solo grupo pero de naturaleza bicéfala: por un lado, las canciones intimistas y cadenciosas, donde prima lo lírico sobre lo instrumental, como en “I Might”, el tema que ha sido lanzado como single del nuevo disco, y por otro lado las canciones experimentales, “ruidosas” y de expansiva psicodelia, donde prima lo instrumental sobre lo lírico, como en “Art of Almost”.

Wilco se emancipa con “The Whole Love”

“The Whole Love” marca un antes y un después en la carrera de Wilco porque este álbum será el primero que la banda edite con su propio sello. Wilco se emancipa creando su propia compañía, dBpm, y “The Whole Love” será distribuido a nivel mundial bajo el amparo de la discográfica ANTI-, el cual ha sido fundado por Brett Gurevitz, guitarrista de la histórica banda de punk-rock americano Bad Religion.

Tweedy tiene claro los motivos por los que su formación, una vez terminado su contrato con su antiguo sello discográfico, Nonesuch, se ha decidido por la autoproducción: “La industria del disco siempre se ha basado en la estafa”. Según ha declarado a los medios, Tweedy considera que los números son elocuentes para destapar la trampa de un negocio, el discográfico, que se mantiene “sin hacer nada o no demasiado en realidad”. Y por eso, la formación de Wilco ha dejado “de ver el sentido a que un sello, cualquier sello, se quede con el 80% de la tarta”, o lo que es lo mismo, de los beneficios.

Wilco estará este otoño en España

Dentro de la gira promocional de su nuevo disco, Wilco tiene previsto venir a España este otoño. Las citas serán en Madrid, Barcelona, San Sebastián y Vigo, del 1 al 4 de noviembre, sucesivamente. En España, Wilco siempre ha tenido gran acogida, como pone de manifiesto que ya se hayan agotado las entradas para su directo en Madrid.

He pensado mucho sobre por qué tenemos tanto éxito en España”, ha declarado Tweedy en un reportaje que publica Babelia, el suplemento cultural de El País. “Y creo que se debe a que hay una traza de tristeza en lo que Wilco hace. La misma, en cierto modo, que la de los españoles al observar el mundo. No es pesimismo, es simple desconfianza en la condición humana. La certeza de que, antes o después, todo se puede joder”.

Wilco, la banda de rock del momento

Pero, mientras tanto, hasta que llegue el momento en que todo se joda, Wilco seguirá enarbolando la bandera de banda de rock del momento; una formación que en el momento de su eclosión musical (ya sea con “Summerteeth”, o con su posterior consolidación estilística, “Yankee Hotel Foxtrot”) fue recurrentemente definido con los apelativos de extravagante o extemporáneo, y que ahora es el grupo de moda.

Rompiendo los esquemas preestablecidos, Wilco ha marcado el nuevo camino a seguir para muchas formaciones venideras, concretándose como precursores de nuevas tendencias musicales como ya hicieron otros grupos como Sex Pistols, Nirvana o Radiohead, por poner algunos ejemplos emblemáticos, los cuales ahora se han ganado un puesto en ese restrictivo universo de los mitos del rock.

Un universo, el musical y el mitológico, que ya tiene un hueco reservado para Wilco; posiblemente la mejor banda de rock de lo que llevamos de nuevo milenio.