El fenómeno de la voz o diátesis presenta una de las mayores diferencias entre el español y las lenguas cultas de la antigüedad, modelos de las gramáticas tradicionales. El griego presentaba formas activas, medias y pasivas; el latín, solo activas y pasivas. Las lenguas romances, en cambio, han conservado las desinencias activas y han recurrido a la perífrasis o a otras estructuras para indicar la pasividad. Si bien en la gramática del griego y del latín la voz se manifestaba morfológicamente, en el español, la expresión de la voz pasa a ser de índole sintáctica.

Voz pasiva perifrástica con ser + participio

El complemento directo de la oración pasa a ser sujeto paciente de la oración pasiva. El verbo en pasiva se construye con el verbo ser y el participio del verbo que concuerda con el sujeto paciente en género y número. El sujeto de la oración activa pasa a ser complemento agente, precedido por la preposición por.

Juan José Campanella dirigió la película. La película fue dirigida por Juan José Campanella.

La abuela cuidaba a los nietos. Los nietos eran cuidados por la abuela.

El alcalde inauguró la nueva estación. La nueva estación fue inaugurada por el alcalde.

Voz pasiva perifrástica con estar + participio

Se llama también pasiva de resultado, ya que informa del resultado final sin interesarnos por el proceso. El complemento directo también pasa a ser sujeto de la oración pasiva y el complemento agente no es necesario y generalmente no aparece.

Esta casa está bien cuidada.

El libro está terminado.

Las calles están destruidas.

Voz pasiva refleja con se

  • Con objeto no persona: se usa la voz pasiva refleja (se + el verbo en la 3.a persona del singular o plural) para expresar aquellas acciones en que no hay un agente específico.
Se habla español.

Se venden bicicletas.

  • Con objeto persona: se usa la a personal y el verbo en la 3.a persona del singular cuando el receptor es un sujeto personal singular o plural.
Se ve a la gente.

Desde aquí se ve a las personas.

Cuando no se usa la voz pasiva

- Si el verbo principal es un verbo de percepción o emoción. Ejemplos de verbos de este tipo son: escuchar, odiar, oír, querer, sentir, temer y ver.

No es correcto: María fue odiada por Carlos.

- La voz pasiva con el verbo ser no se emplea en una construcción en la que aparece un tiempo progresivo.

No es correcto: El libro estaba siendo leído por Juan.

- Cuando hay un objeto indirecto, no se puede formar la voz pasiva con ser.

No es correcto: El regalo fue comprado a Isabel por su hermana.