Las casas ecológicas preservan no sólo la salud, sino el ambiente en general. Son una respuesta eficaz a la contaminación atmosférica, al consumo excesivo de energía, a la edificación indiscriminada y a la alta producción de desechos.

Materiales para la construcción de casas ecológicas

  • La leña: la calidez de las viviendas ecológicas.
Se obtiene de los troncos de los árboles, es robusta y resistente. Es elegida por su color, por su calidez y por sus muchas posibilidades de uso. Es el material más empleado, ya sea en la construcción, como en el interior de las casas bio, además de los muebles.

  • El ladrillo: material óptimo para las bio casas.
Es una mezcla de tierra, aire, agua y fuego, puede ser macizo o hueco. Es un excelente aislante acústico y es también empleado como antiincendio. Ofrece bienestar tanto en invierno como en verano. Permite conservar el calor al absorber y regular los excesos de humedad del aire.

A base de arcilla pura, cocida a casi 1.000 grados, no contiene ningún solvente o compuesto gaseoso, lo cual implica que es totalmente reciclable, sin ningún riesgo tóxico para el hombre.

Es una planta rústica, fácilmente adaptable. Para la construcción se utilizan las fibras y las partes leñosas, con las cuales se fabrican los tablones.

Es la sustitución no tóxica del cemento, útil para interiores de estructuras de madera y para aislar un entretecho.

  • La cal.
Su función es la de hacer transpirar las paredes, sobre todo si se trata de cal aérea, llamada así porque se endurece por absorción del anhídrido carbónico del aire.

Son dos los productos dedicado a la construcción: la cal viva, constituida en mayor parte por óxido de calcio y la cal apagada formada en gran parte por hidróxido de calcio.

Tiene como cualidades el ser antiséptica, no tóxica e higiénica, empleada para combatir la contaminación atmosférica.

En los lugares húmedos ayuda a evitar la proliferación de hongos.

Para la cal de construcción, la nueva normativa europea ha hecho obligatoria la marca CE. Si no lleva esta declaración de conformidad, no puede ser comercializada.

La calefacción en una vivienda ecológica

  • Energía solar.
A través de paneles solares términos, se puede producir agua caliente que llega directamente a alimentar los radiadores del interior de la casa.

Los paneles pueden colocarse sobre el techo de la casa, conectados a un termosifón. El agua caliente conservada puede usarse también con fines sanitarios.

  • Bomba de calor.
Es un dispositivo termodinámico que permite transferir calor de la zona más fría a la más caliente.

Funciona exactamente como una heladera, sólo que al contrario de ésta, produce calor. Mientras el refrigerador transfiere calor para enfriar su temperatura interna, la bomba de calor transfiere el calor del aire externo para introducirlo dentro de la casa.

Este sistema ha sido posible, dado que el aire frío también contiene calor. Con el mismo principio se puede obtener calor de otros elementos naturales como el suelo o el agua.

  • Calefacción con estufas a leña.
Es la solución ecológica más moderna. Recientemente han salido a la venta, cada vez serán menos contaminantes y en los años venideros serán una importante fuente de energía renovable.

Las estufas y algunas calderas a combustión de leña tienen un gran rendimiento, sobre todo las de última generación, que naturalmente son más costosas.

Se estima que en los próximos años la leña será la solución ideal de calor ecológico gracias a un costo muy bajo.

Una vivienda cien por ciento ecológica es posible

Para construir una casa bio, como primera medida se deben identificar los agentes contaminantes, para eliminarlos o atenuarlos, los efectos dañinos de los campos electromagnéticos y los compuestos volátiles orgánicos presentes en el aire. La casa 100% bio, hoy es posible.