Los franceses la llamaban la "Perla de Asia". Phnom Penh fue una de las ciudades con más encanto del Sudeste Asiático durante el imperio colonial francés. Las intensas guerras civiles y el régimen de los Jemeres Rojos marcaron una decadencia de la que ahora se empieza a recuperar.

Breve historia de Phnom Penh

Phnom Penh fue fundada en el siglo XV. La leyenda cuenta que su emplazamiento fue escogido por una mujer, la señora Penh, que vio siete estatuas de Buda flotando en el Mekong, las salvó y creó una montaña artificial (Phnom en camboyano) para albergarlas. Esta montaña es el famoso Wat Phnom, al norte de la ciudad, donde hay un templo budista que conserva una imagen de la mujer.

En realidad, Phnom Penh se fundó como capital cuando los reyes jemeres tuvieron que abandonar Angkor tras el desplome del imperio. Poco después sería abandonada y la capitalidad no volvería hasta 1865, estatus que conserva en la actualidad.

La capital fue vaciada entre 1975 y 1979 por los Jemeres Rojos, quienes redujeron una ciudad de un millón de habitantes a apenas 2.000 almas. Actualmente se calcula que unos dos millones de personas viven en Phnom Penh.

Qué visitar en Phnom Penh, la capital de Camboya

Phnom Penh es el segundo destino turístico de Camboya, después de los famosos templos de Angkor, Patrimonio de la Humanidad desde 1992. Algunos visitantes encuentran la ciudad caótica y con poco atractivo, pero lo cierto es que hay una gran variedad de puntos de interés.

Los relacionados con los Jemeres Rojos son probablemente los más conocidos. Destaca así el famoso S-21 o Tuol Sleng, un antiguo colegio que los comunistas convirtieron en su principal centro de torturas. Se calcula que unas 14.000 personas fueron asesinadas allí. Otro de los puntos de interés son los campos de la muerte, un descampado donde los Jemeres Rojos ejecutaban y enterraban en fosas comunes a los presos del S-21.

Otro de los principales destinos turísticos es el Palacio Real, construido por la actual dinastía reinante después de devolver la capitalidad a Phnom Penh en el siglo XIX. Dentro del palacio se encuentra la Pagoda de Plata, conocida así porque está recubierta con más de 5.000 baldosas de plata.

La ciudad conserva además numerosos vestigios de su pasado colonial francés, con grandes villas que destacan por su intenso color amarillo.

Mercados en Phnom Penh

Uno de los principales reclamos turísticos de los países del Sudeste Asiático son sus mercados. Phnom Penh tiene una gran variedad, aunque los turistas suelen frecuentar dos principalmente: el mercado central y el mercado ruso.

El mercado central es un edificio de estilo colonial, pintado con el característico amarillo, y en el que destaca la decoración Art Déco. Tiene cuatro alas en las que se vende todo tipo de productos. Es el más limpio y ordenado de los mercados camboyanos.

El mercado ruso se llama así porque era frecuentado por los rusos durante los años 80. Es un mercado donde destaca la artesanía, por lo que es el más indicado para buscar regalos y souvenirs.

Salir en Phnom Penh

Phnom Penh tiene una amplia oferta de bares de ocio y restaurantes. Los camboyanos disfrutan además de las salidas nocturnas y las calles suelen tener mucho movimiento una vez que el sol se ha puesto.

Los turistas frecuentan principalmente el Riverside, donde hay una gran concentración de bares de inspiración occidental. El Wat Lanka, cerca del Monumento de la Independencia, es también una zona con muchos bares y restaurantes.

Los visitantes que prefieran ir a restaurantes más camboyanos pueden optar por atravesar el Tonle Sap a través del puente japonés, al norte de la ciudad, donde encontrarán una amplia oferta de las famosas Beer Garden, restaurantes con música en directo.

Buscar un hotel en Phnom Penh

Phnom Penh tiene una amplia oferta hotelera, adaptada a todas las necesidades. Desde las pensiones de mochileros, concentrado en torno al lago Boeung Kak, a punto de desaparecer, a los hoteles de gran lujo entre los que destaca el Cambodiana y Le Royal.

En general, el Capitol, situado cerca del bullicioso mercado O Russey, y el Sky Park, tienen la mejor relación calidad-precio.

Phnom Penh es, sin duda, una ciudad apasionante, donde el turista podrá combinar las visitas culturales e históricas, con los interesantes precios de sus mercados, además de un intenso ambiente nocturno.