La Navidad en Nueva York comienza de forma visible después de Acción de Gracias; luces, escaparates y el ambiente navideño se convierten en estas fechas en atractivos turísticos por sí solos.

Navidad en el Rockefeller Center

Uno de los momentos clave en la Navidad neoyorquina es el encendido del Árbol de Navidad del Rockefeller Center, convertido a lo largo del tiempo en el comienzo de facto de la Navidad en Nueva York. Cada año se escoge un enorme abeto, decorado con miles de luces y se organiza una fiesta para que el alcalde de la ciudad lo inaugure. Permanece encendido todas las noches hasta la primera semana de enero.

Otra de las estampas navideñas en el Rockefeller Center es su pista de patinaje sobre hielo (The Rink). Protagonista secundaria en muchas películas ambientadas en Nueva York, es una de las más frecuentadas tanto por neoyorquinos como por turistas.

El mirador del Top of The Rock del Rockefeller Center es una visita habitual para los turistas y durante la Navidad se convierte en imprescindible. Desde el piso 70 del rascacielos General Electric se puede tener una inmejorable vista del Empire State Building adornado con luces navideñas –de noche- o del Central Park, habitualmente nevado en estas fechas –de día.

South Street Seaport, uno de los lugares más visitados de Nueva York en Navidad

El antiguo puerto marítimo de la ciudad de Nueva York se ha convertido en centro turístico por sus tiendas, restaurantes y pequeños museos. Durante la época navideña su atractivo para turistas y habitantes se acentúa.

Uno de los momentos más emblemáticos de esta zona y de la ciudad es el espectáculo de luces que se vive durante la ceremonia de encendido de las luces del Árbol de Navidad. La noche del encendido también tienen lugar actuaciones de títeres, grupos de jazz, coros cantando villancicos (carols) y paseos en tren para niños.

También son dignos de visitar en estas fechas en South Street Seaport el Santa Claus que cuenta una historia a los niños todos los días hasta pocos días antes de Nochebuena en el famoso Pier 17 y el Coro Big Apple que actúa dos veces por tarde los viernes, sábados y domingos hasta el día 28 de diciembre.

Una tradición navideña de Nueva York: Radio City Christmas Spectacular

Estrenado en 1933, el espectáculo de las Rockettes en el Radio City Music Hall es uno de los eventos más esperados en la Navidad de Nueva York. El desfile de soldaditos, la recreación de Nueva York en Navidad y las sonrisas de las bailarinas atraen cada año a miles de visitantes y neoyorquinos.

Una visita inexcusable en Navidad: Central Park

El pulmón de la Gran Manzana recibe también en Navidad a la mayoría de los turistas que llegan a la ciudad. El lugar que más atrae la atención es Wollman Rink, una pista de patinaje que desde Octubre a Abril se convierte en pista de hielo y que aparece en casi todas las películas navideñas ambientadas en Nueva York.

Durante la Navidad las actividades habituales en Central Park mantienen su ritmo habitual y podemos encontrar, además, eventos especiales como el taller de decoraciones navideñas en Belvedere Castle.

Las luces de Navidad en Nueva York

Si hay algo que atrae al turista que llega a la "ciudad que nunca duerme" en cualquier fecha es su iluminación nocturna: el Skyline, el Empire State… Esta locura de luces se incrementa exponencialmente en Navidad. Merece la pena pasear por Nueva York fijándonos en las luces que decoran los edificios y, sobre todo, las tiendas en la Quinta Avenida. Cartier, Macy´s o Burberry son una pequeña muestra de lo que se esmeran las empresas por decorar la ciudad en esta época del año.

Visitar Nueva York merece la pena en todas las épocas del año, pero es en Navidad cuando la ciudad muestra su cara más espectacular con luces, colores, decoración y la "locura" de las compras.