El número de mujeres que han muerto en España en lo que va de año a manos de sus parejas se eleva ya a 14. La última, ayer en Fuente del Saz, Madrid. Esta lacra social se recuerda hoy más que nunca, con motivo de la celebración del Día de la Mujer Trabajadora.

A pesar de las múltiples iniciativas tomadas por el Gobierno, entre ellas la Ley contra la Violencia de Género, los asesinatos de mujeres en España baten un triste récord en lo que llevamos de 2011, según datos del Instituto de la Mujer.

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, ha pedido unidad y responsabilidad ante un problema común y complejo y considera que no existe una única medida o acción infalible para combatir, por lo que ha pedido afianzar los mecanismos de atención y protección de las mujeres víctimas.

Desigualdad salarial entre hombres y mujeres

Otro de los problemas no resueltos en la desigualdad entre hombres y mujeres en España es la salarial. Así, en la Unión Europea, el salario de las mujeres es inferior en un 15% al de los hombres, diferencia que se agrava en España, donde las féminas cobran una media de 26,3% menos que los varones.

Los datos aportados por UGT indican que el salario anual medio femenino ascendió a 16.245,17 euros, el equivalente al 73,7% del sueldo masculino (22.051,08 euros).

Las mujeres que trabajan en Asturias y Aragón son las que sufren una disminución salarial mayor respecto a los hombres de entre un 20% y un 30%, frente a las canarias y extremeñas donde las diferencias salariales entre ambos sexos son menores.

Por otro lado, las mujeres en España ocupan actualmente el 22% de los cargos ejecutivos, según un estudio del International Business Report. Esta cifra es superior a la media mundial, que es del 19%.

El estudio, realizado en 39 países, señala que el incremento de mujeres en puestos directivos es de un punto respecto a los años 2007 y 2004, cuando la presencia femenina en alta dirección se reducía a un 17% y 14%, respectivamente.

Celebración del Día Internacional de la Mujer

Millones de mujeres en todo el mundo se han lanzado a las calles para reivindicar los mismos derechos que tienen los hombres. Son miles los actos preparados desde los Gobiernos, distintas instituciones y asociaciones de mujeres de todo el planeta para lanzar un mismo grito: "igualdad".

Todavía queda mucho por hacer en España para erradicar la lacra de la violencia de género o la desigualdad salarial. También hay faena en lograr que las mujeres ocupen puestos directivos. En esa lucha cuenta fundamentalmente el papel de las asociaciones y colectivos de mujeres.