La violencia de género es un problema que no se puede dejar de lado ni minimizar ya que la mayoría de las veces conlleva a la muerte, se podrían escribir muchas cosas, pero nunca será suficiente para contrarrestar las cifras de muertes por violencia machista, en España durante el 2010 fueron asesinadas 73 mujeres a manos de sus parejas o exparejas, 488 murieron del 2003 al 2009. En lo que va del año ya suman 17 las muertes y se tiene el registro de cuatro denuncias únicamente.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el Artículo 1 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer define esta actitud en contra de las mujeres como:"todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública o privada".

Dentro del maltrato a las mujeres existen diferentes denominaciones; la violencia doméstica, de género, hacia las mujeres o de pareja e incluso hacia los hombres, pero ninguna es aceptable. Además, es considerada como delito en donde el único culpable es el agresor.

Tipos de violencia

Hay diferentes tipos de violencia que aquejan a las mujeres sin que predomine una sobre la otra. Algunas pueden ser más visibles, pero también están las que dañan psíquicamente y dejan muchos transtornos en la conducta de las personas que la sufren.

La violencia más perceptible es la física, la que llega a los golpes, empujones, puñetazos o mordiscos. Este tipo de brutalidad deja huellas visibles a las demás personas y un daño interior muy grande en las mujeres que la padecen. También está la psicológica, con amenazas, insultos y desprecios que desvaloralizan a las mujeres o la sexual en donde se trata de conseguir relaciones sexuales no consentidas con fuerza e intimidación.

Existe también la violencia económica en la que el agresor explota económicamente a la víctima quitándole sus ingresos o sin dejarle trabajar o ejercer su profesión, la espiritual que la aleja de sus creencias y ritos religiosos y por último la social en la que se limita a la mujer de contactos familiares y sociales, cabe destacar que está tipificación la hizo el Consejo de Europa en 2002.

Excusas

Desgraciadamente, se buscan argumentos o excusas para justificar la violencia de género. Muchas personas no consideran que sea un problema y por lo mismo se permiten actos violentos en contra de alguna mujer. Comúnmente, se dice que el esposo, novio o ex-pareja está enfermo, consume drogas o alcohol o porque es de escasos recursos y no tiene educación.

También la gente llega a decir que se exagera la realidad y que es normal en las relaciones amorosas y que con el tiempo se solucionará, ya que amar implica sufrimiento, así como otras veces se culpa a la mujer y que son ellas mismas las que provocan los ataques de ira de sus compañeros sentimentales.

Otro de las razones por las que se llega al maltrato es porque algunas madres consideran que tienen que aguantarse por sus hijos o porque creen que no pueden trabajar fuera de casa para salir adelante y prefieren callar su sufrimiento. La mayoría de las veces estas excusas minimizan u ocultan la violencia en contra de las mujeres, pero no deben tomarse como un ejercicio de poder o control de los hombres. Al contrario, ningún tipo de violencia tiene justificación.

Ayuda

Una mujer cuando es maltratada sufre depresión, angustia, se siente infravalorizada, por lo que es conveniente que la familia, la sociedad y el gobierno pongan de su parte para que la violencia de género y el índice de mortalidad disminuyan sea el día que sea el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer o 25 de noviembre, Día Internacional en contra de la Violencia de Género .

Lo primero que tiene que hacer la víctima es comprender que no está sola y que hay instituciones públicas y privadas que se preocupan por devolver a la mujer su dignidad. Tal es el caso de la Fundación Mujeres, Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas y el Instituto de la Mujer. También existen números telefónicos como el 016 en España para ayudar a todas las mujeres que requieran de ayuda policial, psicológica, asesoramiento jurídico los 365 días del año, las 24 horas.