Susana Villarán, la alcaldesa de Lima, no cabe duda que es popular. Quizás tanto como Nadine Heredia, para muchos la "vicepresidenta" de Perú. Y al mismo tiempo, repudiada por 60% de limeños que quieren que dimita de una vez. Hasta El País, el principal diario de España, se pronuncia sobre ella. ¿Es tan incompetente como la llama el periodista más controvertido, Aldo Mariátegui? El ex presidente Alejandro Toledo ya se puso de su lado mientras los principales partidos de la derecha como el APRA y Fuerza 2011 harán campaña para evitar que ese 60% se deje convencer por Susana y no baje. El 17 de marzo ya se verá quién gana.

¿Quién es Susana Villarán?

Una está en las antípodas de la otra; pero para tener una idea de quién es Susana puede establecerse una similitud pasajera. Si Madrid tiene a Ana Botella, Lima tiene a Susana Villarán. Ambas alcaldesas por juegos del destino. Si Botella está en la alcaldía porque Gallardón prefirió ser ministro, Villarán es alcaldesa porque Kouri no pudo intervenir en las elecciones municipales y gran parte de su electorado se fue con Susana. Es decir, un factor externo te lleva al poder sin que uno alcance a imaginarse que puede vencer en unas elecciones. Allí acaba este extraño paralelo entre ambas.

Botella es esposa del expresidente de Gobierno José María Aznar y la otra, pese a ser esposa del exsenador Manuel Piqueras no era famosa antes de 2010. La primera pertenece al principal partido de la derecha española, PP. Susana pertenece a un partido de izquierda llamado Fuerza Social, que ni siquiera consiguió pasar la valla electoral en las últimas elecciones generales en Perú. Es decir, su partido tendría que inscribirse de nuevo. Susana no es, pues, Haya de la Torre con un gran partido de masas que consigue mover a la ciudadanía. Sin embargo los sondeos le están siendo favorables. Increíblemente porque no la tiene fácil.

Voces y rostros del No: "Susana no se va"

Así se llama la canción en favor de la alcaldesa. "Susana no se va", del grupo Los Mojarras. Puede el vocalista cantar más fuerte porque la alcaldesa aun tiene un 60% de limeños que si mañana fuera el referendo votaría en su contra. El referendo es el 17 de marzo de 2013. Es decir, en solo tres meses tiene que voltear esos sondeos a como dé lugar. Susana tiene carisma y a la gente de la tele que junto a intelectuales y escritores ha formado un frente de "Voces y rostros por el No". ¿Conseguirán estos convencer a un 25% de electores para poder vencer holgadamente?

Rosa María Palacios y Augusto Álvarez Rodrich por el "No"

Pero antes de pasar al tema de Marco Tulio y los revocadores, hay que aclarar que este no es un frente único de izquierdas. Susana tiene el apoyo abierto de periodistas de derecha bastante liberales como Juan Carlos Tafur, Rosa María Palacios y Augusto Álvarez Rodrich. Los dos últimos votarán para que se quede, y han sido acusados por sus enemigos de su pasado fujimorista. El reproche que se les hace es ¿cómo puede gustar la gestión de una roja marxista, como es llamada por sus contrincantes, a dos excolaboradores del fujimorismo?

O Susana es una izquierdista liberal o es que los liberales se han pasado a la izquierda de Mao. Más probable es lo primero: que Susana acepta la inversión privada mejor que cualquier otro alcalde anterior. Ya dijo una vez la alcaldesa comentó que de joven sus camaradas dudaban mucho de que tuviera convicciones estatistas, propias de la vieja izquierda de los 80.

César Hildebrandt y "La Primera"

Por otro lado, César Hildebrandt, un periodista ácido y valiente, de pasado velasquista, también reconoce sus méritos. Asímismo César Lévano, director del diario izquierdista La Primera, se opone a la revocatoria. Como puede verse, Susana y su partido tienen la aprobación de dos extraños bloques que antes parecían irreconciliables: la derecha liberal y una izquierda que acepta la inversión privada. Es decir, la derecha está dividida en dos: la que quiere que se quede y la que quiere que se vaya de una vez. A esta última el periodista Juan Carlos Tafur le puso un nombre insolente: "Derecha bruta y achorada". ¿Es bruta la derecha que exige la renuncia de Susana?

Marco Tulio Gutiérrez: Susana sí se va

Durante estos dos años, su popularidad ha sido baja en los sectores C, D y E y la derecha liderada por Marco Tulio Gutiérrez, tenía el reto de presentar 400 mil firmas para exigir que se celebre un referendo para este 17 de marzo que dictamine si se va o se queda. ¿De qué la acusan? De incompetente. Pero solo eso. No hay en realidad un caso flagrante de corrupción que exija que tenga que revocársele a mitad de su gestión. Hasta la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas, CONFIEP, ve con peligro que a la "izquierda marxista" de Susana Villarán y sus regidores se les revoque. No es de sorprender: 4 mil millones de dólares de inversión privada en Lima están en juego.

Está claro que la derecha de los empresarios ve con buenos ojos la labor de Susana. No es, como pretende hacerse creer, que es una plataforma de izquierdistas quienes la defienden a ultranza. Susana tiene la virtud de gustar a minorías y personas que defienden el libre mercado y admiran a Margaret Thatcher. Hasta Mario Vargas Llosa desde España ha dado su apoyo explícito a Susana. No se sabe si Susana admira a Thatcher; pero los alumnos de la ex primera ministra británica si ven a la alcaldesa como una izquierdista obediente con el liberalismo. Pero Marco Tulio Gutiérrez no fue tomado en serio. Y ese fue el talón de Aquiles de Fuerza Social que quiere acabar la luna de miel entre esta y la derecha liberal.

Desde comienzos del presente año, hubo algo de soberbia porque ninguno de los periodistas acusados de exfujimoristas y que apoyan a Villarán creía que pudiese llegarse a juntar 400 mil firmas. Pero lo consiguieron los revocadores. Según el asesor de Susana Villarán, Gustavo Guerra García, el electorado ha vendido su firma por un paquete de galletas, arroz y fideos. ¿Es tan fácil conseguir una firma? Algo debe de funcionar mal en la gestión de Susana porque ese 60% de opositores dice que ella no hace nada, salvo concertar y apoyar a las minorías sexuales. Ellos quieren verla inaugurar cemento como Castañeda.

Audios: Marco Tulio Gutiérrez

No bien empezó la recolección de firmas de Marco Tulio, salieron a la luz audios, grabados anónimamente y presentados por Augusto Álvarez Rodrich, en donde podía llegarse a la conclusiónn que Marco Tulio Gutiérrez tenía estrechos vínculos con el partido conservador Solidaridad Nacional cuyo líder fue Castañeda Lossio. Este es otro que trabajó para Fujimori, que es exalcalde de Lima y lo más grave, acusado de corrupción.

Pero su presunta corrupción no mancha su imagen. Goza de gran popularidad. Lo más probable es que ganase las elecciones municipales si estas fueran mañana. ¿De dónde ha sacado Marco Tulio el dinero para poder juntar las 400 mil firmas? Inexplicablemente, cueste creer esto, este sostiene que no puede presentar dicha información.

Susana se enfrenta a una batalla nada fácil. Como en 2010 tiene al imperio El Comercio y las principales cadenas televisivas que harán contracampaña y pedirán el voto por el "Sí". Sin embargo su carisma y los nuevos audios de las conversaciones turbias de su revocador Marco Tulio Gutiérrez, que saldrían próximamente a la luz, jugarían muy bien a su favor. Por otro lado ¿quiénes están detrás de esta revocatoria? ¿Solo Marco Tulio? ¿Qué beneficio consigue este hombre con revocar a una alcaldesa?

APRA, PPC, Solidaridad Nacional

Si Susana consigue vencer este 17 de marzo, quienes se oponen a ella vivirán nuevamente lo que sintieron cuando Lourdes Flores perdió frente a una socialista desconocida defensora de los derechos humanos y exministra de la Mujer. Eso era Susana. No se sabía entonces que pudiera gustar tanto a los empresarios. Los perdedores se quejaban con el argumento de que Lima necesitaba una gerente y estadista como Lourdes del Partido Popular Cristiano y no una mujer con perfil de premio Nobel de la Paz.

En estos 3 meses, una mujer de un partido minúsculo como Fuerza Social, debe enfrentarse a todo el aparato de cuatro grandes partidos: APRA, Fuerza 2011, Solidaridad Nacional y el Partido Popular Cristiano. Curiosamente los cuatro partidos votaron por la extrema derecha de Keiko Fujimori el año pasado. Pero Susana no es Humala, No hay lugar a comparaciones. En la municipalidad se sabe quién gobierna. En Palacio, no. Susana no soltaría a Fujimori. Humala se lo piensa.

Antes que los revocadores empiecen con su campaña por el "Sí" este mes de enero, uno se pregunta sin embargo ¿quién entrega a la derecha liberal, que apoya a Susana, estos audios reveladores de Marco Tulio y su cúpula? ¿Quién o quiénes graban infraganti a estos revocadores para ayudar a Susana? Esta garganta profunda, más que "Las voces y los rostros del No”, está dispuesta a ayudar.