Los villancicos se definen como composiciones musicales que tienen su origen en canciones profanas con estribillo y de carácter popular del siglo XV. Los villancicos son típicos, a día de hoy, de España, Portugal e Hispanoamérica.

Quizás el compositor que se puede considerar "padre del género" en España es Antonio Soler, que escribió 132 villancicos en el siglo XVIII, muchos recordados hoy día.

Del "Fun, fun fun" al "Jingle bells" de los Sex Pistols

El 24 de diciembre es de rigor entonar "Esta noche es Nochebuena y mañana es Navidad...", mientras que el día de Navidad suele decantarse por "Veinticinco de diciembre, fun, fun, fun", ambas estrofas clásicas que pertenecen a dos de los tantos villancicos de la tradición más clásica.

No obstante, la popularidad de estas composiciones ha tentado a grupos nacionales e internacionales de todos los estilos musicales y son muchos los que no han podido resistirse a versionar o inventar nuevas composiciones navideñas.

Es el caso del Merry Christmas (I don´t want to Fight Tonight) de Los Ramones, que combina el sonido punk con el mensaje navideño. Eso sí, advierten que la única lucha que quieren tener es la de bolas de nieve. Más cruda es la canción Christmas Time (Don´t Let the Bell End) de los británicos The Darkness, con ruptura incluida el Boxing Day (26 de diciembre).

Más esperanzado es el villancico de U2, New Year´s Day, que luego suplicarían, en medio de la soledad, por la vuelta a casa de la persona amada en It´s Chritmas (Baby, please come home). Y la voz seductora de Elvis Presley nos envuelve con su candencia en Christmas with Elvis.

Chris Martin, líder de la banda británica Coldplay y marido de la actriz Gwyneth Paltrow, se pone romántico en 2000 miles, donde añora a su amor mientras la nieve cae y los niños cantan. La canción, una versión que la existente realizada por The Pretenders, termina con la añoranza de Martin.

Las bandas españolas critican a sus cuñados

De todo menos añoranza es lo que hay en la canción de Love of Lesbian, Villancico para mi cuñado Fernando, en el que Santi Balmes, líder del grupo de pop-indie, criticó sin reparos a su pariente, con frases como "Mira, Fernando, me caes muy mal, tarde o temprano te ibas a enterar. Pues que sea en Navidad".

Extremoduro, en cambio, entra en un lenguaje más soez para censurar los villancicos y el espíritu navideño. En Villancico para el rey de Extremadura, Robe afirma "me cagen tu puta calavera y todo el espíritu de Navidad junto" y que "Con que vengan los camellos soy, bastardos, más feliz". En el mismo tono se pronuncia Soziedad Alkoholika en Feliz Falsedad: "Todo sea porque es Navidad y hay que aparentar ¡aparentar! Por eso y por más ¡me cago en la Navidad!".

No obstante, además del villancico de José Merce, uno de los más rumberos del cante español es la Macarena Chritmas, una versión navideña de la famosa canción de Los del Río.

En el cine, la divertida versión de Love Actually

En la gran pantalla, la comedia romántica Love Actually deja una divertida versión de "Love is all around", interpretada por Billy Mack (Billy Nighy). Mack, un viejo rockero que prepara su reaparición, promete desnudarse en directo mientras entona el "Chritmas is around" si su canción es la más escuchada de las Navidades.

Pero en materia de villancicos de película, ninguno tan apropiado como el de Andrea Bocelli en "Cuento de Navidad". El cantante italiano ilustra con una bella tonada los créditos de la película de Disney, con la que nos invade de pleno el espíritu navideño.