Al Norte del Estado de México, uno de los 125 municipios es Villa del Carbón que fue nombrado por la Secretaría de Turismo de la entidad, Pueblo con Encanto del Bicentenario, contaba con 39 587 habitantes, según el censo del 2005. Pasando por varias curvas que surcan entre el cerro de la Bufa y la sierra de Tepozotlán se ubica Villa del Carbón que colinda al norte con el Estado de Hidalgo, al poniente con los municipios de Jilotepec, Chapa de Mota y Morelos; al sur con Nicolás Romero y al oriente con Tepozotlán.

Comunidad pintoresca tiene sus orígenes en el grupo otomí que en el siglo XIV fundó la población Nonthé. Posteriormente sus habitantes se unieron al tlatoani de Tlatelolco para enfrentarse a los mexicas, pero perdieron. Quedó Nonthé sujeta al hueitlahtocayotl de Tlacopan. En el siglo XVI, otomíes y españoles fundaron la congregación de Santa María de la Peña Francia, en la que se fomentó la cría de ganado. Posteriormente se le llamó Villa del Carbón porque abastecía al Valle de México de este material, importante en la producción de energía, tanto para casas como a las industrias del siglo XIX.

En 1714 se separó de Chapa de Mota. La población otomi apoyó a Tomás Mejía y al emperador Maximiliano, por su política indigenista razón por la cual Villa del Carbón estuvo a favor del imperio. La fiesta para conmemorar la creación del municipio es el 10 de marzo, cuando se realizan eventos culturales como danza, pintura, conferencias, etc.

Atractivos turísticos culturales de Villa del Carbón

Villa del Carbón luce hermosas calles empedradas, casas estilo colonial y del siglo XIX; con sus balcones, fuentes y jardines. Razón por la cual se ha convertido en un lugar de segundas residencias, de personas que viven en el DF entre semana mientras que los sábados y domingos habitan en Villa del Carbón, compartiendo con sus familiares y amigos bellos momentos.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Peña Francia, data del siglo XVIII. Destacan sus dos torres de dos cuerpos, que se observa fueron realizadas en diferentes épocas. Su fachada de piedra es sencilla con óculos, cuatro pilastras, nichos sin santos y arco rebajado. Su atrio amplio, con una pequeña cruz atrial. La fiesta de Nuestra Señora de la Peña Francia es el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.

La plaza, con su kiosco de teja roja, invita a estar unos momentos contemplando el paisaje, a las bellas mujeres y disfrutar algún antojo. El palacio municipal es una construcción de origen virreinal, que fue modificado en el siglo XIX. La casa de cultura Jorge Jiménez Cantú, donde se realizan cursos y eventos.

Ecoturismo, gastronomía y artesanía en Villa del Carbón

La gente que desee practicar el ecoturismo, el turismo deportivo o simplemente convivir con su familia encontrará varias opciones en Villa del Carbón como el Parque Municipal Ma Isabel Campos de Jiménez Cantú. Figuran también los balnearios: El Chinguirito, Las Cascadas y El Chorro. En el primero existe un manantial que llena a las alberca y cuenta con un tobogán. Además de las presas del Llano y Taximay, en donde se puede pescar, realizar días de campo y acampar. En estos lugares existen habitaciones campestres, centro de convenciones y canchas deportivas, que permiten disfrutar de varios días en la localidad e incluso practicar el turismo de negocios.

El turista es atraído a Villa del Carbón por su buena gastronomía encontrando conejo, antojitos mexicanos, trucha, barbacoa, etc. En lo referente a las artesanías sobresale el trabajo en piel y gamuza, como se puede observar en la producción de chamarras, bolsas y calzado. Junto con algunos productos textiles.

Para alojarse se cuenta con la posada Bugambilias, hotel el Mesón y una posada familiar. Existen varios restaurantes entre los que figuran: Plaza Jardín, el águila y el charro.Todo lo anterior propicia un viaje con tintes románticos ideal para alcanzar o reencontrar el amor con la pareja, sus paisajes son muy hermosos, que pueden ser acompañados con una buena plática. Villa del Carbón es una localidad con un gran potencial para desarrollar el turismo de negocios, el turismo cultural y ecoturismo, por lo que el visitante