El cuarto jueves del mes de noviembre se celebra en Estados Unidos el Día de Acción de Gracias, mejor conocido como "Thanksgiving". Un día que se celebra con reuniones familiares y preparando grandes banquetes.

Las mejores ofertas

Tras la cena de "Thanksgiving", viene el tan esperado "Black Friday" o Viernes Negro, el cual consiste en una fiesta, pero de consumo, donde el comercio ofrece las mejores ofertas del año y los consumidores, simplemente las aprovechan.

En el Viernes Negro se inauguran oficialmente las compras navideñas, las personas se apresuran a realizar las compras de regalos de Navidad, comprar las ropas para los estrenos de los días 24 y 31 de diciembre, adquirir toda clase de utensilios y electrodomésticos para el hogar. En fin, es el día para comprar todo lo necesario y hasta lo innecesario.

Publicidad y descuentos

Las tiendas suelen abrir desde las 12.00 horas del viernes y algunas otras en el transcurso de la madrugada. Las tiendas que se encuentran dentro de los "malls", "outlets" y todas las tiendas por departamentos, de ropa y de juguetes, independientes, ofrecen descuentos que van desde el 10% hasta el 80%.

Las cadenas de tiendas como Jc Penney, Kohl's, Macy's, Toys r Us, Best Buy, Sears, Marshall y los supermercados más grandes como, Wal Mart, Target, empiezan a lanzar sus campañas publicitarias en todos los medios posibles, periódicos, televisión, radio, revistas, posters, con semanas de anticipación al Viernes Negro, con el objetivo de que las personas vayan ahorrando y preparándose para ese día.

Por qué Viernes Negro

Se le da éste curioso nombre debido a que las tiendas y el comercio en general revierten las cifras rojas que significan las pérdidas que han tenido durante el transcurso del año, en cifras negras de ganancias.

El Viernes Negro, todos los números marcados en los libros de contabilidad en rojo, pasan a ser negros, gracias a millones de personas que madrugan a comprar y gastar. Es el día en que se alzan las ventas y por ende, las ganancias para el comercio. Se calcula que en este día el comercio realiza el 20% de las ventas de todo el año.

Protestas

Son muchas las personas que no son partidarias del consumismo, lo que significa que no están de acuerdo con el Viernes Negro, incluso muchos sectores activistas protestan contra esta jornada promoviendo y propagando la idea de no realizar compras durante éste día, lo que es conocido como el Día de no Comprar Nada.

El Día de no Comprar Nada en Estados Unidos es realizado por los partidarios del movimiento un día después del Día de Acción de Gracias. Básicamente consiste en un día de protesta informal contra el consumismo, que tiene como propósito concientizar a las personas acerca de los efectos del consumismo y las compras compulsivas.

Críticos del Día de no Comprar Nada han afirmado que los consumidores simplemente comprarán más al día siguiente, lo cual desvalorizaría la protesta. Sin embargo, para los participantes de la protesta, firmes en sus convicciones, esto no afecta su mensaje y siguen en pie con su movimiento a través de los años.

No todo es color de rosa

En el Viernes Negro los consumidores en su afán de encontrar y aprovechar las mejores ofertas deben estar dispuestos a realizar ciertos sacrificios, tales como:

  • Madrugar y realizar largas filas para entrar a las tiendas y almacenes.
  • Esperar largas horas para realizar el pago en caja.
  • Buscar tan incómodamente entre la multitud.
  • Pelear por lo que se quiere. El consumidor debe estar dispuesto a pelear por lo que desea comprar, en el caso de los consumidores compulsivos.
  • Endeudarse. Es necesario en el caso de las personas que utilizan sus tarjetas de crédito al máximo para aprovechar las ofertas.
  • Sufrir de estrés y dolores de cabeza.

Aprovechar el Viernes Negro

Para los consumidores dispuestos a enfrentar el caos del Viernes Negro y decididos a aprovechar al máximo sus ofertas tentadoras, a continuación se dan algunas sugerencias:

  • Comparar precios en línea. Unos días antes del Viernes Negro es recomendable hacer una comparación de precios entre las páginas web de las diferentes tiendas.
  • Adquirir cupones. Previamente al Viernes Negro se puede encontrar en los periódicos y en el internet, cupones que le permitirán ahorrar mucho más.
  • Levántarse temprano. La probabilidad de adquirir los artículos que busca con las mejores rebajas, es mayor si se madruga.
  • Desestresarse. Es necesario estar preparado tanto físicamente como psicológicamente para la multitud de personas y el ajetreo de las compras.
  • Prepare el presupuesto. Es recomendable definir con anticipación la cantidad disponible para gastar.
Cada año son más los consumidores que deciden participar en las ofertas y descuentos ofrecidos en el Viernes Negro, este año será igual. En una economía que marcha lentamente, la gente está dispuesta a sacrificarse por conseguir precios rebajados.