Aristóteles es uno de los autores más importantes de todos los tiempos. En este artículo se intentará analizar algún aspecto de su vida y de su obra, sus orígenes, su trayectoria en la Academia de Platón, la relación con su discípulo Alejandro Magno o su institución filosófica del Liceo.

Los orígenes de Aristóteles

Aristóteles (384-322 a C) no será un ciudadano de Atenas, ya que era originario de Macedonia. De familia acomodada, fue a estudiar en la Academia de Platón en Atenas donde, posteriormente, fue profesor durante cerca de 20 años. Esto determinó que su pensamiento tuviera una raíz profundamente platónica. Así, inicialmente su pensamiento será totalmente platónico, para, poco a poco, ir adquiriendo su pensamiento rasgos diferenciados del pensamiento de su maestro Platón.

Alejandro Magno y Aristóteles

Tras la muerte de Platón, Aristóteles abandonará la Academia al no ser nombrado director, y volverá a Macedonia para hacerse cargo de la educación de Alejandro Magno. Aquí se da la relación maestro-discípulo de dos de las personas más importantes de la Antigüedad Clásica. Cuando Alejandro Magno llega al poder, Aristóteles volverá a Atenas donde fundará su propia escuela: el Liceo. Al cabo de un tiempo, Alejandro conquistó toda Grecia, Persia, y llegó hasta el río Indo. Al morir éste, Aristóteles será acusado de espionaje a favor de Macedonia, y huirá de Atenas para evitar ser ajusticiado, tal y como lo fue Sócrates, muriendo al año siguiente en el exilio.

La obra de Aristóteles

Aristóteles escribió dos tipos de obras: Exotéricas (destinadas al público), que se han perdido, y esotéricas (destinadas a la circulación interna dentro del Liceo), que son las que actualmente se conservan, las cuales fueron ordenadas por Andrónico de Rodas en el siglo I a C. Jaeger se dio cuenta, a principios del siglo XX, de que la ordenación efectuada por Andrónico, que había sido aceptada por todos desde el siglo XI, es muy imperfecta ya que comete graves errores cronológicos en su ordenación, sin tener en cuenta la evolución del pensamiento aristotélico que inicia su génesis desde posturas platónicas.

El motor del pensamiento de Aristóteles

También sería interesante añadir que el motor que determina el pensamiento de Aristóteles es acabar de forma definitiva con la polémica entre Heráclito y Parménides respecto a la coexistencia del ser y el movimiento, polémica que no había sido superada por Platón, ya que este separará los seres (Mundo Inteligible) de los móviles (Mundo Sensible) pero sin hacerlos compatibles, cómo sí será la intención inicial del pensamiento de Aristóteles, hecho que conseguirá a través de su pensamiento Metafísico y Físico.