Victoria Milán es una web nacida en Noruega que expande actualmente sus franquicias por Europa, y que ha llegado a España con una campaña publicitaria directa y sorprendente.

Las principales ciudades del país han aparecido esta semana adornadas con carteles que esgrimen el eslogan con el que piensan captar clientes: “¿Estás casada? Revive la pasión, ten una aventura”.

La empresa con sede en Oslo, ofrece servicios de contactos y relaciones entre personas que estén casadas o tengan pareja. El mismo sistema de cualquier otra web de contactos se utiliza en este caso para captar abiertamente clientes con compromiso emocional que deseen tener una aventura.

Según reza la publicidad de la propia web, el 30% de las personas que se apuntan a una empresa de contactos, mienten sobre su estado civil y no buscan una pareja estable sino una aventura extramatrimonial. El Confidencial Digital, que ha sido el primero en recoger la noticia, asegura que más de 10.000 personas ya han abierto ficha en la página.

Carteles con publicidad dirigida a las mujeres

La web Victoria Milán ofrece servicios de relaciones para hombres y mujeres, pero su campaña publicitaria, basada en las exitosas técnicas de marketing del Manifiesto Rethinker, está causando sorpresa y resultando muy rentable a su negocio.

Los carteles donde reza el ofrecimiento de mujeres casadas que buscan una aventura no pasan desapercibidos para nadie.

Manifiesto Rethinker

Según el manifiesto Rethinker, "las mujeres desconectan de cualquier tipo de publicidad en el que no se vean representadas y son especialmente las consumidoras más susceptibles de captar los mensajes publicitarios directos y sin segundas intenciones".

El Rethinker sostiene también que cuando una mujer entra a ser consumidora de tu marca tienes una gran publicista a tu servicio.

Aunque en este caso la web garantiza absoluta confidencial y el producto a la venta lleva consigo la necesidad de discreción para los propios usuarios, captar al público femenino garantiza que aún en la intimidad, el boca a boca funcionará.

Los psicólogos Shaffer, Pegalis y Bassin, en un estudio realizado en 1996 sobre las confidencias íntimas entre personas, llegaron a la conclusión de que las mujeres hablan mucho más que los hombres sobre sus experiencias íntimas, sus relaciones y sobre los temas tabúes que tienen que ver con sus emociones, incluidos aquellos que se refieren a sus aventuras amorosas fuera del matrimonio.

En las páginas de contactos, sin mujeres no hay hombres

Evidentemente, esta web, como tantas otras páginas de contactos, tiene el grueso de su negocio en los clientes masculinos. Y los clientes masculinos acudirán a ingresar sus datos en el portal si tienen ante sí la posibilidad de conocer principalmente mujeres.

Aquí el llamamiento es más que evidente, grandes carteles colocados en sitios estratégicos de Madrid, Barcelona y Valencia entre otras ciudades, exponen a la mujer como protagonista del producto que ofrecen. Mujeres casadas se ofrecen... Desde el punto vista publicitario, pero el mensaje subliminal está muy claro.

Este sistema de reclamo para los hombres no es nuevo en absoluto. Desde el “chicas gratis” que se comenzó a aplicarse en los 70 para ganar clientela en discotecas y salas de fiesta hasta el ingreso gratuito de mujeres que propician todas las páginas de contactos, se ha utilizado hasta la saciedad.

Cualquier producto de consumo principalmente masculino, coches, perfumes, ropa entre otros miles, lleva como referente implícito la imagen de mujeres sugerentes, y funciona.

Victoria Milán ofrece las mujeres en sí

Mujeres casadas se ofrecen para tener una aventura; es atractivo y directo y exprime el método de la imagen femenina como impulsor del consumo masculino, de forma precisa y sin confusiones.

La compañía se estrena en España con la posibilidad de una ficha parcial gratuita para ambos sexos, pero aún así su premisa comercial de “mujeres primero”, queda más que evidente en sus impactantes carteles publicitarios.

Esta empresa noruega de implantación europea no escapa al conocimiento de que son los hombres los que formarán el montante más cuantioso de sus ingresos.

Y las características de su negocio no encontrarán pudor alguno en pensar que se propicia un concepto machista de las relaciones. Mujeres casadas se ofrecen para aventura puede resultar machista y hasta ofensivo para ciertas sensibilidades; pero consigue, sin caminos intermedios, el propósito que se pretende.

Los hombres por circunstancias que se han estudiado desde todos los ámbitos son más proclives a la infidelidad y más propensos a pagar por ello.

La psicóloga Barahona Cruz apoya esta teoría aludiendo a la permisibilidad social que se ejerce sobre la infidelidad masculina frente a la femenina. Permisibilidad que ha conseguido incluso que las aventuras fuera del matrimonio para un hombre se hayan convertido en un producto de consumo.

En cualquier caso y sea cual fuere el motivo, reclamar publicitariamente la atención de las mujeres, afianzará la clientela masculina y este concepto es más que evidente en la campaña de Victoria Milán.

¿Estás casada? Ten una aventura

El eslogan de la empresa de contactos de Victoria Milán ha causado alguna que otra reticencia entre ciertos sectores que manifiestan su disconformidad con una supuesta incitación a la infidelidad o con mensajes machistas o degradantes para la mujer.

Pero al margen de estas cuestiones, es un acierto comercial que ha conseguido en primer lugar, causar un impacto momentáneo y atraer la atención directa de un público potencial.

La novedad que esgrime se basa en pasar de la discreción de mensajes sutiles o medios de promoción más privados a una campaña directa, a una exhibición pública del producto que promociona, y a un mensaje que se pone al alcance tanto de los consumidores predispuestos a consumirlo actualmente como a los que pueden ser en el futuro clientes potenciales.

El eslogan “¿Estás casada? Revive la pasión, ten una aventura”, únicamente por novedoso y chocante, ha cumplido en muy pocos días, su primer cometido: no pasar inadvertido.