Dormimos en San Cristóbal y por la mañana temprano tomamos una micro hacia el Cañón del Sumidero, la terminal hacia el cañón está en el Boulevard Juan Sabines, el destino anunciado es Tuxtla Gutiérrez, avisar al conductor para que nos deje en el Cañón en la localidad de Chiapa de Corzo. Precio 40,00 pesos por persona y el trayecto dura 1 hora aproximadamente.

El Cañón del Sumidero

A menos de 500 metros de donde nos deje el micro encontramos el embarcadero de las lanchas que hacen el recorrido por el Cañón, el precio es de 180,00 pesos por persona, pero realmente vale la pena. Se hace un recorrido de unas 2 horas ida y vuelta, el recorrido es de aproximadamente 35 kilómetros ida y otros tanto de vuelta. El recorrido llega hasta el final del cañón en una impresionante presa.

La visión del Cañón del Sumidero es imponente, podemos observar las paredes que se elevan a más de 1.000 metros de altura, la profundidad del cañón llega hasta los 200 metros, podemos disfrutar de la contemplación de los guajalotes, monos y algún que otro lagarto (caimán o cocodrilo). Es magnífico observar la cascada en la pared, denominada “árbol de Navidad”, dada la forma que han tomado las rocas por la caída del agua que en época de lluvias brota de la punta del árbol. Depende de la época se puede disfrutar del árbol seco, o disfrutar de una preciosa cascada de agua, con forma de árbol. El lugar albergó un hecho histórico muy relevante, se cuenta que los indios de Chiapas decidieron un suicidio colectivo despeñándose en el cañón para no ser esclavos de los españoles, allá por el año 1524.

Chiapa de Corzo

Chiapa de corzo es el primer enclave que conquistaron los españoles en Chiapas. El lugar no tiene la fama de San Cristóbal, pero precisamente por carecer de la misma, es un lugar mucho más tranquilo sin tantos visitantes, un lugar precioso donde podemos observar las casas, iglesias y plazas coloniales con mucha mayor tranquilidad.

Hay muchas cosas interesantes para visitar, destacamos el Museo de la Laca (entrada gratuita), se encuentran algunas de las piezas laqueadas de Chiapas, es una lástima que esta tradición está al borde de la desaparición, por no haber continuado las enseñanzas de las técnicas adecuadamente.

Las campanas del Templo de Santo Domingo, a las que se accede por una hermosa y angosta escalera de caracol (la visita cuesta 10,00 pesos), las mencionadas campanas son de las más antiguas de Latinoamérica.

En la plaza central rodeada de unos magníficos portales, se encuentra La Pila, fuente octogonal del siglo XVI que imita la forma de la corona española, la construcción es de estilo mudéjar. En cada uno de los pilares de la fuente hay una cerámica explicando los hechos más significativos de la historia de la ciudad y por ende de Chiapas.

Al atardecer seguimos a Tuxtla Gutiérrez, capital del estado de Chiapas, se toma el micro en el mismo lugar donde nos dejó a la llegada, precio 10,00 pesos, nos deja en un lugar apartado de la central de autobuses, se puede agarrar un taxi que cuesta unos 35,00 pesos. Tuxtla Gutiérrez es un lugar ideal para enlazar con otros trayectos o viajar a cualquier ciudad de México.