Cuando se piensa en un monasterio budista, la imagen que nos viene es la del Tibet o la de otros lugares orientales. Pero no hace falta viajar tan lejos para poder sumergirse en una meditación que proporcione nuestro desarrollo espiritual.

En España existen diversos centros o monasterios budistas que acogen visitantes. No es necesario profesar el budismo, pero sí conocer o estar interesado en las enseñanzas de Buda. También es necesario respetar ciertas reglas estrictas como la dieta ovolacteovegetal (dieta vegetariana que admite leche y huevos), acudir a las sesiones de meditación, no fumar o guardar silencio a partir de determinada hora.

Los que acuden a uno de estos centros aseguran que regresan totalmente renovados, ya que mejoran su parte espiritual mediante la meditación y ello les mantiene en equilibrio. La comunión con la naturaleza, el voluntariado y la transformación de la mente a través de los retiros son otros motivos para viajar a un centro budista.

Sakya Tashi Ling, calma budista en Barcelona y en Castellón

La naturaleza es una parte vital del budismo, por ello los centros o monasterios están situados en entornos paisajísticos privilegiados. Es el caso de la Comunidad Budista Sakya Tashi Ling, que cuenta en España con dos centros, uno construido en el Parque Natural del Garraf, en Olivella (Barcelona), y otro enclavado en el municipio de Vall D’Alba, en plena comarca castellonense del Maestrazgo.

A la riqueza natural y cultural de estas dos privilegiadas zonas se une el proyecto de los Monjes Budistas Sakya Tashi Ling. Ellos ofrecen las condiciones idóneas para el aprendizaje de la calma mental y del bienestar que emana del autoconocimiento. Además, aseguran que pueden desarrollar el potencial de felicidad de una persona mediante un método que llevan utilizando desde 2.550 años.

Esta comunidad dispone de una hospedería para acoger a todos aquellos que los visitan con la intención de compartir un lugar de reflexión y espiritualidad, pero piden mantener los cinco votos Pratimoksha (no matar, no robar, no mentir, no mantener conductas sexuales incorrectas y no tomar intoxicantes).

Más información en www.monjesbudistas.com o en el teléfono 902 503 353.

Comunidad Dag Shang Kagyü, la más extendida por España

Dag Shang Kagyü es una comunidad religiosa vinculada a los linajes Dagpo y Shangpa Kagyü del budismo Vajrayana. Fue fundada en 1984 por S.E. Kalu Rinpoche y un año después se estableció como centro dedicado a la práctica y al estudio del budismo.

Dag Shang Kagyü cuenta con diez centros diseminados por toda la geografía española, aunque es en la central, situada en la localidad de Graus (Huesca), en el Prepirineo altoaragonés, donde se realizan los retiros para la purificación y el desarrollo de la mente.

No hay que esperar que la estancia sea como en un hotel, ya que las comodidades no son muchas. Disponen de una amplia casa con dormitorios comunes con literas, además de servicio de comedor. Como las plazas son limitadas, han acondicionado una gran zona de camping con servicios. En cualquier caso, es recomendable llevar saco de dormir o sábanas, toalla, linterna, un cojín para la meditación, ropa y calzado cómodo.

También existen unas casitas individuales de retiro, pero son exclusivamente para practicantes de budismo en régimen de retiro estricto.

Para reservar, conviene hacerlo en un plazo no inferior a cuatro días de la fecha prevista para la llegada, y la reserva se hace efectiva ingresando la cantidad de 30 euros en un número de cuenta que facilitan. Más información en http://dskbudismo.com o en el teléfono 974 34 70 09.

Centro O Sel Ling, meditación en las alpujarras granadinas

O Sel Ling es un Centro de Retiros budista de meditación enclavado en las montañas de la Alpujarra granadina, a una altura de 1.600 metros y lejos de cualquier núcleo de población. El lugar es totalmente privilegiado, y resulta ideal para la práctica intensiva de la meditación y para empaparse de las enseñanzas de Buda.

Cuentan con una serie de casitas de retiro individuales que están aisladas en la montaña, pero también organizan cursos de meditación y de filosofía budista para grupos.

Como la mayoría de los centros budistas, O Sel Ling es una comunidad religiosa sin ánimo de lucro, y las pequeñas contribuciones que piden (entre 32 y 42 euros por día) se utilizan principalmente para cubrir los gastos del centro, como mantenimiento y comida. Las reservas se deben hacer con bastante antelación porque que las plazas son limitadas.

Más información en www.oseling.com o en el teléfono 958 34 31 34.

Si deseas más información o asesoramiento sobre el budismo visita la página de la Federación de Comunidades Budistas de España; y si lo que prefieres es conocer más alternativas para practicar viajes de relajación y meditación, en Viajesconscientes.com hallarás lo que buscas. Namasté.