Aunque parezca mentira, es muy posible viajar a la Unión Europea y recorrer algunos países de la misma, por la gran facilidad que existe para transportarse y por su avanzada tecnología.

Bélgica es un país que se encuentra relativamente cerca de Alemania, es un país pequeño en comparación a los demás. Su estructura es similar a la de los otros países que conforman Europa, pues muchas de las edificaciones guardan su historia, ya que son de corte antiguo, gótico, romano y arábigo; sin embargo están mezcladas por la modernidad y desarrollo de este país.

Existe una gran cantidad de ciudades destacadas por sus puntos turísticos, debido a que sus edificaciones públicas son esencialmente antiguas, con gran cantidad de ornamentos y generalmente franqueadas por monumentos a personajes históricos y mitológicos.

Bruselas, su ciudad capital, posee una parte medieval y su zona moderna llama mucho la atención de los turistas debido a que tiene una gran cantidad de edificios añejos.

Principales atractivos turísticos

Existe un monumento que es el denominador común en varias ciudades europeas, que es un pórtico y tiene distinto nombre en cada país, pero su estructura es la misma. Dicha estructura está formada por columnas amplias y en el dintel existe una cuadriga. En el caso de este país dicho monumento se llama El Arco de la Independencia.

También están las ciudades de Brujas y Gante, famosas por sus canales y la majestuosidad de sus catedrales.

En la ciudad de Bruselas, Manneken Pis es la representación de un niño que está orinando.

Es muy común en estas ciudades encontrar personas que se disfrazan de personajes históricos, mitológicos y personajes artísticos del modernismo.

La Gran Plaza de Bruselas es muy conocida porque sigue con la línea de los edificios antiguos.

Gastronomía

Con respecto a la gastronomía belga, la producción de cerveza y una enorme variedad de confitería, cuya base es el chocolate; son las cosas que la convierten en conocida por toda Europa.

Si se habla de la cerveza, existe una disputa con Alemania por llevarse el primer lugar referente a la calidad y el sabor de esta bebida.

Su industria chocolatera es muy conocida a nivel mundial, ya que existe una inmensa variedad en la producción de chocolates y la calidad es excelente. Hay un tipo de chocolate para cada paladar.

Las Cepas son un plato típico que puede ser de dulce o de sal. Estas son unas tortillas a las que se les agrega chocolate encima.

El Carbonade es un estofado de ternera y cebolla, cocinado en cerveza y sazonado con laurel.

El Volován es un molde cilíndrico hecho de masa de hojaldre, relleno de preparados de sal que tienen bechamel.

El Bouillabaisse es una sopa de pescado. Muchas veces en este platillo se sirve el pescado entero. Este plato es originario de Francia, pero muy consumido en Bélgica.

Steack frites es un filete con papas fritas, que suele ir acompañado de ensalada y salsas como la mayonesa, mostaza, salsa de tomate, entre otros.

Uno de los postres más comunes en Bélgica es la Compota de Manzanas, peladas y endulzadas con azúcar o jarabe de maíz. Puede ser servida como postre o puede ir como acompañamiento a platos de sal como el Carbonade.

Muchos de estos platillos son originarios de Francia, pero debido a la constante preparación y consumo por parte de los habitantes belgas de los mismos, se han convertido en platos típicos de Bélgica.

A pesar de que Bélgica es relativamente pequeño, no es menos significativo que los demás, ya que posee muchos atractivos turísticos, deliciosa gastronomía y ofrece mucho entretenimiento para aquellas personas que decidan visitarlo.