En cuanto al uso de estos verbos, el verbo ser se utiliza para expresar una cualidad permanente o que ocurre en modo habitual, mientras que el verbo estar se usa para indicar algo de carácter transitorio o accidental.

El uso de los verbos ser y estar con adjetivos es uno de los inconvenientes más difíciles de superar por lo estudiantes de español. El conflicto se origina porque ambos verbos seguidos de un adjetivo sirven para hacer una valoración; el adjetivo no cambia de significado, pero recibe un matiz de carácter permanente con el verbo ser y de temporal con el verbo estar.

Origen de los verbos ser y estar

El verbo ser proviene de la fusión de dos verbos latinos: esse (existir) y sedere (estar sentado). Esse se utilizaba para indicar la existencia de una entidad, mientras existir suponía una determinación espacial. Estas dos formas dieron origen al verbo ser, que comenzó a utilizarse para expresar cualidades esenciales y permanentes.

El origen del verbo estar, se encuentra en el verbo latino stare (estar de pie) y se utilizó para indicar características accidentales y transitorias.

Cuándo se utiliza el verbo ser

  • Nacionalidad: Roberto es italiano.
  • Procedencia: Las naranjas son de Valencia.
  • Identificar a una persona o cosa: Este es Carlos.
  • Describir personas y cosas: Pedro es alto. La mochila es de color azul.
  • Material: El vaso es de plástico.
  • Posesión: El coche es de Juan.
  • Profesión (con carácter permanente): Ángel es arquitecto.
  • Fecha: Hoy es jueves.
  • Hora: Son las cuatro de la tarde.
  • Precio (para preguntar y decir el precio total): - ¿Cuánto es todo?, - Son 12 euros.
  • Lugar de celebración de un evento: La conferencia es en el aula magna.
  • Hacer valoraciones: ser + adjetivo. Es importante que vayas a la reunión.
  • Expresar cantidad (con demasiado, poco, mucho, etc.): Esta habitación es demasiado pequeña.

Usos del verbo estar

  • Expresar estados físicos o emocionales con carácter temporal, provocados por un cambio: Juan está triste, su novia lo ha dejado. La ventana está rota.
  • Profesión (con carácter temporal): Felipe está de portero en un hotel mientras termina de estudiar.
  • Precio variable: La vivienda está muy cara últimamente.
  • Localización en el espacio y en el tiempo: La botella está sobre la mesa. -¿A cuánto estamos hoy?, - Hoy estamos a 25 de mayo.
  • Hacer valoraciones: estar + bien/mal/claro: Está bien que digas la verdad. Está claro que no tienes razón.
  • Expresar acciones en proceso: estar + gerundio: Luisa está hablando por teléfono desde hace una hora.
  • Descripción subjetiva del aspecto de una persona o cosa: Antonio está muy viejo para la edad que tiene.

Verbos ser y estar + adjetivos

El adjetivo no cambia de significado, pero recibe un matiz de carácter permanente con el verbo ser y de temporal con el verbo estar. Son adjetivos que normalmente hacen referencia al carácter de la persona: simpático, extrovertido, trabajadora, etc.

  • Característica permanente: Manolo es muy generoso, siempre trae regalos para todos.
  • Característica temporal: Manolo está muy generoso desde que le han subido el sueldo.

Los mismos adjetivos con ser y estar

  • Adjetivo verde
Con el verbo ser: ser ecologista o de color verde.

Juan es verde (es ecologista).

El coche es verde (de color verde).

Con el verbo estar: no estar preparado o tener poca experiencia.

Mi profesor dice que no me presente al examen, que estoy un poco verde todavía.

  • Adjetivo bueno
Con el verbo ser: persona bondadosa, producto de buena calidad.

Pedro es un chico muy bueno, siempre ayuda a sus padres.

Este vino de Argentina es muy bueno.

Con el verbo estar: bien de salud, persona atractiva, producto con buen sabor.

Pepe ha estado muy enfermo, pero ya está bueno, mañana viene a trabajar.

-¿Has visto al chico nuevo? ¡Está buenísimo! Es alto, moreno y además simpático.

El uso de los verbos ser y estar como verbos copulativos se ha transformado en uno de los temas más complejos de la gramática española, entre otras razones porque son muchos los adjetivos que pueden utilizarse con ambos verbos.