El verbo essere es el auxiliar característico de los verbos reflexivos y pronominales, de los verbos impersonales y de muchos intransitivos, además de servir para todos los tiempos de las conjugaciones pasivas.

El verbo avere es el auxiliar característico para los tiempos compuestos de todos los verbos transitivos activos y de algunos intransitivos.

Cuándo utilizar el verbo auxiliar “essere” del idioma italiano

Los verbos impersonales se conjugan con el auxiliar essere, como por ejemplo: sembrare, capitare, bisognare: È capitato spesso di sentirne parlare, Bisogna che si faccia presto.

A veces, los impersonales pueden ser usados personalmente: L’esercizio mi è sembrato facile,

Sono accadute molte disgrazie.

Cualquier verbo puede ser usado impersonalmente con el sujeto indeterminado “si”: si racconta, si dice. Si el verbo es reflexivo “si” se transforma en “ci”, para evitar la repetición: Ci si lamenta senza ragione.

Los verbos impersonales usados solo con la tercera persona del singular, requieren el uso del essere: Mi è bastata un’ora per studiare, Non ci sono bastati i soldi.

Los verbos de movimiento: uso del “essere” y “avere”

Cuando la acción es considerada en relación a un lugar determinado o implícito, los verbos de movimiento en italiano requieren el auxiliar essere: uscire, saltare, correre. Ejemplos: Siamo usciti dal cinema,

Sono saltati dal letto, È corso a casa.

Cuando la acción no indica la meta o el punto de partida, sino solo el movimiento, se utiliza el verbo avere, como por ejemplo viaggiare, camminare: Hanno viaggiato in treno, Avranno camminato un’ora.

Los auxiliares con los verbos “dovere”, “potere” y “volere”

Los llamados verbos servili, usados como verbos por sí mismos, se escriben con el auxiliar avere:

gli ho voluto molto bene, non ho potuto fare diversamente.

Cuando tienen función de verbos servili, asumen el auxiliar que impone el verbo que acompañan: ho dovuto studiare.

“Essere” y “avere” con algunos verbos impersonales

Los verbos que indican fenómenos atmosféricos nevar, llover; en los tiempos compuestos prefieren el uso del verbo avere, aunque no es infrecuente el uso del auxiliar essere: É nevicato, Ha piovuto tutta la notte.

Otras funciones de los verbos italianos “essere” y “avere”

El verbo essere puede tener la función de cópula para la formación del predicado nominal (il tempo é brutto) y la de predicado verbal en el significado de esistere (existir) y trovarsi (encontrarse): Dio è, Il giornale é sulla scrivania. El verbo avere tiene también la función de predicado verbal en el significado de “poseer”: Massimo ha una bella casa, mio fratello ha una vasta biblioteca.

Concordancia del verbo “essere”

Las conjugaciones de los verbos transitivos que en los tiempos compuestos necesitan del auxiliar avere, es idéntica a la de los verbos transitivos: Mario ha corso, Maria ha corso. Para los intransitivos que requieren el auxiliar essere, la diferencia de conjugación se observa solo en los tiempos compuestos. Cuando el participio pasado es avere queda invariable, mientras cuando el auxiliar es essere concuerda en género y número con el sujeto: Mario è partito, Maria è partita; Carlo e Mario sono partiti, Carla e Maria sono partite.

Como se ha visto, algunos verbos intransitivos requieren el auxiliar essere y otros el avere; no existe una única regla que permita establecer qué auxiliar debe utilizar cada verbo.