Ocurre dos veces en un siglo, con una diferencia de ocho años entre ambos pasos; en esta ocasión ya es la segunda y hasta dentro de poco más de un siglo (105 años) no podremos volver a verlo. Se trata del tránsito planetario delante del sol más curioso astronómicamente, por lo poco habitual, según los especialistas.

Venus, diosa de la belleza

El planeta Venus lleva el nombre de una diosa griega (Afrodita) rebautizada por los romanos como Venus y relacionada generalmente con la belleza y el placer de los sentidos; esa idea se transmitió en realidad por la consideración de Venus que hicieron los artistas del Renacimiento italiano, que la eligieron como prototipo de los temas de la belleza, el amor y el placer. La obra más conocida representando a la diosa Venus es el sensual cuadro de Botticelli, "El Nacimiento de Venus (La Nascita di Venere)".

El planeta no es nada “bello” para la vida humana y menos en estos momentos que ha transitado delante del astro Sol, aunque esta considerado el planeta “gemelo” de la tierra por su composición sólida de masa terrestre, pero la gran pega es su atmósfera y sus condiciones térmicas (es el segundo en proximidad al sol, imaginen qué temperaturas tan elevadas).

Científicos aprovechan el tránsito de Venus

En España donde mejor se vio fue en Mallorca durante unos minutos de este amanecer del 6 de junio de 2012. El Este asiático y en Australia y los EEUU han sido las mejores zonas para ver este fenómeno planetario de gran interés científico. El alineamiento del Sol, Venus y la Tierra se estudia desde hace más de cinco siglos para medir la distancia exacta de nuestro planeta con la gran estrella que da nombre al Sistema Solar.

En la actualidad miles de científicos de los cinco continentes aprovechan el fenómeno para conocer mejor al vecino planeta Venus, que como suele ocurrir muchas veces con los vecinos es uno de los planetas más desconocidos. Por ejemplo se estudiará porque Venus rota en sentido contrario a la mayoría de los planetas. También servirá a los astrónomos para el estudio y análisis de las órbitas planetarias, de los tránsitos de los planetas. Cuando se vuelva a repetir en el 2117 estos científicos habrán ayudado a los avances de generaciones futuras.

El paseo de Venus

Venus tuvo una aparición tímida como un pequeño lunar que recorrió la “piel” del Sol, el disco de oro solar, ante la atenta mirada de científicos, aficionados a la astronomía y curiosos que le esperaron aparecer para seguir un trayecto que duraría unas siete horas. La particularidad de este paseo es que supone una rareza por lo poco que ocurre, debido a que las órbitas alrededor del Sol de la Tierra y Venus están ligeramente inclinadas la una respecto a la otra.

Este amanecer se pudo ver en España el tránsito de Venus en la isla de Mallorca y en el este de Cataluña, aunque fue unos minutos de ese largo recorrido por delante del astro rey que duró más de siete horas. En fin, habrá que esperar pacientemente 105 años para otros minutos de “paseo venusiano”.