Según la mayoría de los nutricionistas, cada dieta tiene sus ventajas y desventajas, algunas son desequilibradas, pueden ser perjudiciales para la salud y otras no tienen ni siquiera una base científica. Anna Villarini, nutricionista del Instituto de Medicina preventiva de Milán dice que "deberíamos seguir la dieta de nuestros abuelos, reduciendo las porciones y adaptándolas a una vida más sedentaria; con escaleras mecánicas, ascensores y computadoras, hoy nos movemos menos".

La dieta mediterránea

Declarada Patrimonio Inmaterial Cultural por la UNESCO, la dieta mediterránea prevé un aporte cotidiano de carbohidratos, grasas y proteínas. Estimula el consumo de frutas y verduras; ricas en fibras y antioxidantes naturales; de carbohidratos complejos como las pastas integrales; pescados azules y aceite de oliva extravirgen.

Ventajas y desventajas de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea no tiene contraindicaciones, desde el punto de vista de la salud es la ideal, ya sea para mantener bajo el nivel de colesterol, como la presión y la glucemia. Para bajar de peso es necesario moderar las porciones y disminuir el consumo de condimentos grasos como el aceite de oliva.

La dieta Atkins

Elaborada en los años ’70 por el cardiólogo Robert Atkins, la dieta está programada en tres fases (adelgazamiento, puente y mantenimiento). Se basa en un régimen alimentario hiperproteico (elevado consumo de proteínas animales) y bajísimo consumo de azúcares, ya que prohíbe el consumo de frutas, dulces, pan, pastas, arroz y otros farináceos.

Pros y contras de la dieta Atkins

Fue la primera dieta en no imponer el cálculo de calorías. Según muchos médicos, como el cardiólogo Alberto Margonto, es un régimen alimentario desbalanceado y con muchas contraindicaciones, desaconsejado para ancianos, niños, mujeres embarazadas, diabéticos y para todas las personas que presenten patologías cardíacas.

El consumo excesivo de proteínas implica un alto consumo de grasas, sobrecargando el trabajo de los riñones, por lo que un equipo de médicos de la Medical school de Londres, creen que este régimen podría favorecer la formación de cálculos renales.

El método Montignac

La base de esta dieta es mantener bajos los niveles de glucosa e insulina en la sangre. El método Montignac limita el consumo de azúcares, harinas, cereales refinados, papas, dulces y, en general, todos los alimentos con alto índice glucémico.

Ventajas y desventajas del método Montignac

Este régimen garantiza beneficios para quienes tienen glucemia alta o diabetes y reduce los factores de riesgo cardiovascular.

La dieta Dukan

El nutricionista francés Pierre Dukan establece cuatro fases de tratamiento, dos para adelgazar y dos para mantener el peso. En la primera fase solo está permitido el consumo de alimentos proteicos (carne magra, pescado, huevos, leche); en la segunda fase, se alternan días de proteínas puras y días en los cuales se pueden consumir 28 tipos de verduras. En las últimas dos fases se incorporan gradualmente todos los otros alimentos.

Pros y contras de la dieta Dukan

Es un régimen eficaz, que hace perder peso rápidamente y que no se recupera más tarde, si se respetan las indicaciones. Los primeros días de la dieta son estrictos y no aptos para los que se tientan fácilmente.

Dieta de la zona

Este régimen se basa en el consumo elevado de proteínas pobres en grasas saturadas (yema de huevo, lácteos y carnes rojas), consumo limitado de carbohidratos y eliminación total de alimentos con alto contenido glucémico.

Ventajas y desventajas de la dieta de la zona

El tratamiento combina deportes y ejercicios físicos. La dieta de la zona, por el alto consumo de proteínas y los pocos carbohidratos, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Es desaconsejable para personas que sufren de gota o problemas renales.

Según el tipo de alimentación y el ritmo de vida al cual uno esté habituado, podría establecer la preferencia por alguna de estas dietas. Aunque para la mayoría de los dietólogos y nutricionistas la mejor dieta se basa en una alimentación equilibrada, reducción de las porciones y ejercicio físico.