El riesgo de hospitalización o fallecimiento por enfermedad cardiovascular es un 32% menor en los vegetarianos que en las personas que comen carne y pescado, según una nueva investigación de la Universidad de Oxford.

La enfermedad cardíaca es la primera causa de muerte en los países industrializados y solamente en el Reino Unido provoca unas 65.000 muertes cada año. Estos anuncios, difundidos en la reciente edición de la American Journal of Clinical Nutrition, sugieren que una dieta vegetariana puede reducir significativamente el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

La investigación fue solventada por el Cancer Research UK y el Medical Research Council y fue llevada a cabo por la Unidad de Epidemiología del Cáncer en la Universidad de Oxford.

Vegetarianismo, colesterol y presión arterial

La investigación rescata la influencia de los hábitos alimentarios sobre los niveles de colesterol y presión arterial. En este sentido, la Doctora Francesca Crowe, principal responsable del estudio en la Unidad de Epidemiología del Cáncer de la Universidad de Oxford dijo: "La mayor parte de la diferencia en el riesgo es probablemente causado por los efectos sobre el colesterol y la presión arterial, y muestra el importante papel de la dieta en la prevención de las enfermedades del corazón".

Casos relevados y resultados en vegetarianos y no vegetarianos

Se trata de de la mayor investigación llevada a cabo en el Reino Unido, con relevamientos de unos 45.000 casos, de los cuales el 34 % practican el vegetarianismo. El análisis abarcó la comparación epidemiológica de la enfermedad cardiovascular entre los vegetarianos y los no vegetarianos.

La cantidad de voluntarios - sobre todo vegetarianos - que se avinieron a participar del estudio, permitió a los responsables médicos hacer estimaciones más precisas del nivel de riesgos relativos entre los dos grupos.

Otro de los investigadores del estudio, el profesor Tim Key, director adjunto de la Unidad de Epidemiología del Cáncer de la Universidad de Oxford, se refirió a cómo baja la incidencia del riesgo de la enfermedad cardíaca en los vegetarianos, explicando: "Los resultados muestran claramente que el riesgo de enfermedades del corazón en los vegetarianos se trata de un tercio inferior que en comparables los no vegetarianos. '

Para confirmar los índices de reducción del riesgo del 32%, los investigadores de Oxford tuvieron tuvieron en en cuenta variables tales como el sedentarismo, la edad, hábitos alimenticios y dieta, el tabaquismo, beber alcohol y los niveles educativo y socioeconómico.

Características del estudio

Los participantes fueron reclutados para la investigación a lo largo de la década de 1990 y al momendo de incorporarse, completaron cuestionarios sobre su salud y estilo de vida. Los datos incluían información detallada sobre los determinantes de la salud que los afectaban. Del universo elegido, unos 20.000 participantes tenían registros de su presión arterial registrados y compartieron sus muestras de sangre para pruebas de colesterol.

El seguimiento de los participantes se hizo hasta el 2009, plazo durante el cual los responsables del estudio determinaron 1.235 casos validados de enfermedad cardíaca, divididos en 169 muertes y 1.066 diagnósticos en centros de salud.

Los resultados fueron notables: los vegetarianos tenían menor presión arterial y menores niveles de colesterol que los no vegetarianos, factores que se cree que son las causas principales detrás de la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas.

Otro índice indicativo fue la menor masa corporal que tenían los vegetarianos, así como menos casos de diabetes. Aún, si se considerar excluir los efectos de índice de masa corporal, los vegetarianos siguieron siendo los que tenían un 28% menos de probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas.

Los investigadores concluyeron que los resultados del estudio refuerzan la idea de que la dieta es esencial a la hora de prevenir las enfermedades cardíacas.

Fuente: MNT