Varna, con sus más de 350.000 habitantes, es la tercera ciudad de Bulgaria y el principal puerto comercial del país. Tradicionalmente ha sido uno de los lugares más visitados por el turismo interno debido a su zona de playas en el Mar Negro. Aunque también es una ciudad muy industrial, gracias a sus fábricas metalúrgicas y químicas y su astillero.

Historia

A parte de sus playas, Varna es una interesante ciudad con restos medievales y renacentistas, pero también con edificios modernos. Durante el neolítico (5.000 años antes de Cristo) se descubrió una necrópolis en Varna. Más tarde los tracios ocuparon la zona en torno al lago de Varna aunque no estuvieron demasiado tiempo. Según Estrabón, Varna se fundó a principios del VI a.C por los milesios.

Los macedonios la invadieron en el 341 y más tarde fue ocupada por los romanos. Pero a pesar de las murallas construidas en época de Justiniano, los ávaros la arrasaron en el 586. Durante la Edad Media fue un destacado puerto bizantino. En el siglo XIV fue declarada región independiente hasta la invasión turca en 1393. Unos años después, en 1444, tuvo lugar la batalla de Varna, venciendo los otomanos gracias a su superioridad numérica. Varna entró en una profunda decadencia hasta el siglo XIX cuando Bulgaria proclamó la independencia.

A principios del siglo XX se construyó un nuevo puerto y su desarrollo económico fue constante. Después de la Segunda Guerra Mundial, con la entrada del comunismo, la ciudad se denominó Stalin durante años.

Entre los monumentos más destacados a visitar están el Jardín Marítimo. Dentro del parque están el Museo Naval y el Museo de Historia Natural, además del Acuario. Su centro histórico es también muy interesante con la Catedral o Iglesia de la Asunción, la segunda iglesia más grande del país. Otro sitio es el Evksinograd, un pequeño palacio construido como residencia veraniega de Alexander de Battenberg y después por el Zar Boris III. Es también muy bella la Iglesia ortodoxa de la Virgen María, de madera oscura.

El Mar Negro

Durante el siglo XX, el Mar Negro ha tenido verdaderos problemas de contaminación por culpa de la industrialización. En este sentido, la zona menos contaminada es la del centro o norte de Bulgaria, donde está Varna y no el golfo de Burgas, al sur. La salinidad de este mar es escasa y las aguas profundas son pobres en oxígeno. Esto se añade a que la contaminación devastó una parte importante la industria pesquera de este mar. Durante muchos años, los desechos de 17 países terminaron en las aguas del Mar Negro. A pesar de esto, las autoridades búlgaras han mejorado en los aspectos ecológicos.

Playas

Las playas de los alrededores de Varna son las más bellas de Bulgaria. Una es la de Zlatni Piasaci (Arenas de Oro) situada a 17 kilómetros de la ciudad búlgara, Existe una playa de 4 kilómetros de largo y 100 metros de ancho rodeada de bosques. Muy cerca está el balneario Riviera, que se creó hace pocos años y que se caracteriza por el lujo asiático.

Precisamente, los balnearios son otro de los puntos de interés de esta localidad. Muy recomendables son el Hotel Ambassador en Zlatni Piasaci, o del Grand Hotel de Varna, que disponen de centros de tratamiento de la diabetes y problemas pulmonares, además de ser centros dedicados a la hidroterapia.

También destaca la de Albena, a unos treinta kilómetros de Varna, con una playa de siete kilómetros de arena fina y rodeada de bosques. Esta localidad es una moderna concentración hotelera con un gran número de establecimientos nocturnos. Otra de las playas es la de Sveti Konstantin i Elena, que se encuentra solamente a diez kilómetros y que era conocida históricamente por tener un monasterio que se convirtió en centro de cura de la tuberculosis.

Además del mar, Varna destaca por tener el lago más profundo de la costa del Mar Negro, formado en la desembocadura el río Provadiya. Una larga columna de arena lo separa de mar. Es otro de los lugares más frecuentados por los turistas.

Varna es la ciudad de la diversión en Bulgaria. Es muy recomendable andar por la alameda que hay en el paseo marítimo de la ciudad. Mucho turismo interior y exterior del país prueban suerte en el gran número de clubs que ofrecen juegos de azar mientras prueban el aguardiente local. En cuanto a la gastronomía, uno de los platos que se pueden degustar es la Kavarna, que es carne con verduras y especies.