Los vagones cerrados son todo un clásico en el ferrocarril español, inicialmente los vagones de las antiguas compañías eran de tipo unificado, de dos ejes y pequeños en comparación con los actuales, ya que eran de poco peso por eje y así podían circular por todo tipo de líneas.

Hasta los años 60, los vagones unificados de pequeño tamaño, la mayoría muy antiguos, eran los vagones de más uso en la red española, la mejora de las líneas, hizo que estas admitieran más peso por eje, por lo tanto Renfe se vio obligada a comprar nuevos vagones para cargas fraccionadas, los de tipo J2 realizaron un cambio de tendencia.

Vagones de mercancías cerrados J2

Para modernizar el parque de vagones en los años 60, se empiezan a fabricar los vagones tipo J2 serie 400.001 a 403.899, parecidos a los J3 con caja de madera, pero construidos con caja metálica, con casi 4.000 unidades, han sido de los vagones más numerosos que han circulado por la red española.

El objetivo de esta serie consistía en el trasporte de cargas fraccionadas o “paquetes”, así como carga paletizada, estos vagones podían circular por toda España sin limitaciones y de paso ir sustituyendo a los vagones más antiguos, muchos de ellos con más de 40 años de antigüedad.

Este modelo ha sido el dominante durante más de 20 años, por ello han tenido reformas, por ejemplo, 1000 vagones fueron destinados al servicio de Renfe denominado TIDE, luego 250 de estos vagones fueron transformados con una tolva interior para trasportar cereales.

Una de las estampas más bellas del ferrocarril español, era ver muchos muelles de carga repletos de estos vagones, cuando existía el denominado “vagón disperso”, hoy en día desaparecido, y aquellos trenes formados por estos vagones con locomotoras de la serie 333 y las Alco 318 o 321.

Características principales de los vagones J2 400.000 de Renfe

  • Numeración Renfe: J2 400.001 al 403.899 (tipo UIC: Gs)
  • Carga máxima: 27,5 t
  • Tara: 12,5 t
  • Peso por eje: 20 t
  • Longitud: 10,58 m
  • Altura máxima: 4,03 m
  • Superficie útil: 25,08 m2
  • Volumen útil: 50,16 m3
  • Velocidad: 100 Km/h
  • Tipo de freno: dual.

Vagones de mercancías cerrados JPD de Renfe

Según iban mejorando las líneas en la red española, estas podían aceptar trenes con más toneladas por eje, con el tiempo la red disponía de más vagones de dos ejes de gran capacidad.

Fruto de estos cambios, van apareciendo los vagones J1 600.000, estos vagones dieron muy buen resultado, pero con el tiempo se demostró que sus dos puertas deslizantes eran pequeñas, por ello Renfe decidió a partir de los años 80 su reforma, esta consistía en un cambio muy grande de sus laterales, convirtiéndolos en unas gigantescas puertas deslizantes que ocupaban todo el vagón, así las maniobras de carga y descarga resultaban mucho mas sencillas.

En un principio se transformaron 600 vagones, después 150 vagones más.

El modelo JPD de Renfe, fue la mejora y evolución del modelo J1 y se impuso al modelo “universal” J2, ya que estos últimos se quedaron pequeños al modernizarse las líneas que aceptaban pesos por eje mucho mayores, además el cierre de líneas de 1985 afectó a muchas líneas secundarias donde operaban estos vagones.

Los JPD tenían un peso por eje muy aproximado a los J2, pero su volumen era mayor, de hecho uno de los trasportes más habituales de estos vagones era el de papel, por ejemplo, las cargas que hacía la papelera Scott Iberica en la estación de Tejares en Salamanca, realmente los JPD son vagones pensados más para volumen que para peso.

Características principales de los vagones JPD de Renfe

  • Numeración Renfe: JPD 700.000 al 700.750 (tipo UIC: Habis)
  • Carga máxima: 24,1 t
  • Tara: 15,9 t
  • Peso por eje: 20 t
  • Longitud: 14,02 m
  • Altura máxima: 4,10 m
  • Superficie útil: 33 m2
  • Volumen útil: 80 m3
  • Velocidad: 100 Km/h
  • Tipo de freno: dual.

Vagones de mercancías universales para cargas fraccionadas

Estos vagones son todo un clásico del ferrocarril, además son un ejemplo de la evolución del transporte, aunque en los últimos años el transporte de contenedores en vagones plataforma está relegando a los vagones cerrados a trenes menos importantes, de hecho son cada vez menos en la red española e internacional.