Durante el embarazo el calendario de vacunación se renueva y resulta imprescindible respetarlo para proteger y protegerse de algunas enfermedades.

Vacunas obligatorias durante la gestación

Suelen contraindicarse fuertemente aquellas vacunas que se fabrican con virus vivos. Solo se permiten las que tienen bacterias, toxoides o el virus previamente inactivado.

  • Antitetánica. Protege contra una enfermedad llamada tétanos. Suelen indicarse dos dosis durante el embarazo, generalmente con un mes de diferencia entre ellas. Según el criterio del obstetra, pueden ser al quinto y sexto mes, o al sexto y séptimo. Se necesitan cinco dosis en total para permanecer inmunizada de por vida, por ello, el obstetra podrá recomendar otra dosis luego del alumbramiento, a los 6 meses y al año.
  • Contra la Hepatitis B. Sobre todo en mujeres que trabajan en el ámbito de la salud y por ello presentan mayor riesgo de contagio. En general, si la mujer ya ha sido vacunada con anterioridad, el obstetra le pedirá un análisis de sangre que compruebe que posee los anticuerpos activos.
  • Antigripal. Debido al fuerte brote de la gripe H1N1, en algunos países como Argentina, se recomienda que todas las embarazadas reciban la inoculación durante cualquier trimestre y, sobre todo, en época invernal.
  • Triple Bacteriana Acelular. Protege contra el tétanos, la tos ferina y la difteria. Asociarla con la antitetánica o no depende del criterio del obstetra. Suele indicarse durante el tercer trimestre. Protege al lactante hasta que llega a ser vacunado con tres dosis entre los 2 y los 6 meses.

Vacunas permitidas sólo ante la sospecha de contagio

  • Anti neumococo (neumonía).
  • Anti meningococo (meningitis).
  • Contra la rabia.
  • Contra la fiebre amarilla.

Rubeola y toxoplasmosis

Es preferible que la mujer que desea concebir ya se encuentre vacunada contra la rubeola y la toxoplasmosis, dado ambas son vacunas que se producen utilizando virus atenuados, pero vivos. Al estar contraindicadas durante la gestación, el médico es el que pedirá a la embarazada análisis de sangre para medir si posee o no los anticuerpos necesarios.

Embarazo y contacto con gatos

Se dice mucho acerca de las embarazadas y el contacto con los gatos. A través de la materia fecal de los gatos, la embarazada puede, entre otras maneras, contraer toxoplasmosis. En realidad, si ya tienes un gato como mascota, los consejos a seguir son:

  • Evitar manipular el arenero donde deposita las heces,
  • de ser necesario, utilizar guantes,
  • lavarse seguido las manos y antebrazos con agua y jabón,
  • no consumir verduras o frutas sin lavarlas previamente con abundante agua,
  • no consumir carnes crudas,
  • no alimentar al gato con carne cruda,
  • vacunar al animal contra la toxoplasmosis.

¿Qué es el tétanos?

Llamado también “tétano” o “trismo”, el tétanos es una enfermedad provocada por el ingreso al organismo de una bacteria llamada Clostridium Tetani. Esta se encuentra normalmente en la tierra, las heces de algunos animales y en los metales oxidados. Por eso, estar en contacto con estos elementos, lastimarse con algún metal o trabajar con la tierra son posibles focos de infección. Como afecta principalmente los nervios, produce fuertes contracciones musculares sostenidas (denominadas tetania), generando dificultades tanto respiratorias como deglutorias y fracturas de los huesos. Puede producir la muerte.

No dejar nada por sentado, consultar con el médico si una sospecha haber estado en contacto con enfermos y ser responsables cumpliendo el calendario de vacunación son las claves para proteger la salud tanto del bebé como de una misma.