Un viaje a Mendoza es siempre una buena idea. Si en las próximas vacaciones, ya sea de invierno o de verano, se elige esta ciudad cordillerana como destino para un viaje en familia es importante tener en cuenta que en la capital mendocina existen múltiples ofertas de actividades para niños. Visitar el Acuario de Mendoza, el Serpentario o el Jardín Zoológico ubicado en el Cerro de la Gloria son algunas de las opciones.

Visitar el Acuario Municipal en Mendoza

El Acuario Municipal de Mendoza es uno de los más importantes en Argentina y en la actualidad cuenta con más de cincuenta tanques que exponen flora y fauna típica de regiones subacuáticas, tanto de agua dulce como de agua salada. El sitio alberga especies de invertebrados y vertebrados, estos últimos incluyen peces, reptiles y anfibios.

El Acuario Municipal de Mendoza se encuentra en calle Ituzaingó y Buenos Aires, a escasas cuadras del centro de la ciudad, en el Parque O’Higgins. Es posible visitar el sitio cualquier día del año entre las 9 de la mañana y las siete de la tarde.

Vacaciones con niños en Mendoza: visitar el Serpentario Centro Anaconda

Frente al Acuario, se encuentra el Serpentario de Mendoza, otra de las increíbles opciones para visitar con niños en las próximas vacaciones. El sitio exhibe numerosos ejemplares de serpientes vivas, incluyendo especies provenientes de todo el mundo, entre ellas corales, anacondas y pitones. Un paseo único para disfrutar en familia en la capital mendocina.

Vacaciones en familia: Jardín Zoológico de Mendoza

Ubicado a aproximadamente diez minutos del centro de Mendoza, el Jardín Zoológico es visita obligada para quienes decidan viajar a esta provincia del oeste argentino. El Zoológico está emplazado en la ladera este del Cerro de La Gloria, en el Parque General San Martín. Recorriendo el zoológico se pueden observar más de mil animales, incluyendo varias especies de aves y de mamíferos.

Entre estos últimos, se pueden observar hipopótamos, elefantes, osos polares, tigres y jaguares, entre otras especies. El recorrido por el Zoológico de Mendoza es bellísimo y se pueden observar algunos animales que deambulan libremente por el sitio, tales como los pavos reales, con cuya bellas colas el visitante se tropieza a cada paso. No obstante, se debe tener en cuenta que el recorrido es muy extenso y los niños muy pequeños suelen cansarse antes de completarlo.

Se puede visitar el Jardín Zoológico de Mendoza todos los días del año de lunes a domingo. En primavera y verano el sitio se encuentra abierto al público entre las 9:00 y las 18:00 horas. En otoño e invierno, el horario es de 9 de la mañana a cinco de la tarde. Los niños entre cuatro y doce años abonan 5 pesos; los mayores de doce, 15 pesos.

Otras actividades para disfrutar con niños en Mendoza

Además de los sitios mencionados, Mendoza cuenta con dos centros comerciales en los que se pueden encontrar espacios de juegos infantiles que incluyen peloteros, videojuegos y otros atractivos para los más pequeños. En las afueras de la ciudad, a escasos treinta kilómetros del centro, se encuentran los balnearios de las Termas de Cacheuta, que también constituyen uno de los destinos más entretenidos para los niños en Mendoza.

Ocasionalmente el anfiteatro existente en la plaza central de Mendoza, la Plaza Independencia, es escenario de títeres y obras de teatro para niños. El Teatro Quintanilla es otro de los sitios que a menudo brinda espectáculos para los más pequeños. Por tanto, si se emprende un viaje en familia a Mendoza una buena opción es consultar la agenda cultural de la época en que se la visita, porque seguro se encontrarán múltiples actividades para disfrutar con niños.