El político y filósofo romano Cicerón dijo una vez: "Si junto a la biblioteca tienes un jardín, ya no te faltará nada". Una cita que se aplica a la costa de Turquía, todo un paraíso para los amantes de las vacaciones playeras y para aquellos que quieran presenciar su rico patrimonio histórico-artístico, fruto de la vivencia y mezcla de tantas y diferentes civilizaciones.

Proponemos un breve recorrido de este a oeste por el litoral turco más visitado, desde la provincia y ciudad costera más turística del país, Antalya; hasta Izmir, localidad bañada por el Mar Egeo; pasando por otras donde tanto la playa como la cultura se ofrecen al turista, como Bodrum, Marmaris y Cesme.

Antalya, principal destino turístico-costero de Turquía

El turismo comenzó tímidamente en Antalya en la década de 1970 y es hoy día el mayor punto de veraneantes de la costa de Turquía. Toda una máquina turística que ya ha sido denominada por algunos como "la Benidorm turca" y que ofrece disfrutar de las vacaciones en los hoteles Todo Incluido, uno de los ingredientes de su éxito.

Kaleici, el casco antiguo de la ciudad, está repleto de comercios, hoteles y restaurantes, en los que se puede degustar el plato típico de Antalya, el Piyaz, una mezcla de judía con huevo duro rallado y verduras picadas. Los nuevos complejos hoteleros se localizan en las playas de Konyaalti, Lara y Karpuzkaldiran, unas de las mejores de la costa mediterránea.

A 120 km de Antalya se encuentra Analya, un pueblo costero situado a los pies de los Montes Tauros. Una pequeña población turística que resulta ser un enclave ideal para relajarse y deleitarse con las vistas. Igualmente, en la provincia de Antalya encontramos Belek, sin duda, la localidad ideal en Turquía para los turistas amantes del golf.

Bodrum, "el dormitorio de Europa"

Popularmente llamado "el dormitorio de Europa", debido a su intensa vida nocturna, los visitantes en Bodrum disfrutan de unas vacaciones playeras clásicas debido a los preciosas arenales que posee. Es muy recomendable alquilar una goleta para disfrutar en una mañana, o en un día, de las vistas a las playas, al mar y al puerto de la localidad.

Además, regala cultura en forma de arquitectura clásica. Cuna del famoso escritor e historiador Heródoto, Bodrum albergó una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, el Mausoleo de Halicarnaso, que fue destruido por un terremoto en 1404 y del que hoy día solo pueden presenciarse las ruinas.

Marmaris, una maravilla geográfica

Continuando por la costa hacia el norte llegamos a Marmaris, una localidad turística famosa por su puerto y punto de recepción de cruceros y grandes barcos. La ciudad está situada en un emplazamiento único, prodigio de la naturaleza, rodeada al norte por el golfo de Gokova, al sur por el mar Mediterráneo, al oeste por la península Datca y al este por el lago Koycegiz.

Su población de casi 30.000 habitantes aumenta a 300.000 durante la temporada estival, lo que hace que la ciudad sea una de las más turísticas de la costa turca. Desde Marmaris se puede tomar un barco que lleva a la popular griega Isla de Rodas, que invita a aprender un poco de la historia y la mitología al mismo tiempo.

Cesme, buenas playas y deportes náuticos

Cesme regala algunas de las mejores playas del Mar Egeo y es popular por su arena fina, los manantiales y la práctica de todo tipo de deportes náuticos.

Los amantes del windsurf pueden acudir a la playa de Alacati, gracias al viento que hay normalmente en este arenal. Por su parte, la bahía de Ilica ofrece también una hermosa y larga playa, que convierte a la localidad en una de las más populares de la zona, famosa igualmente por sus baños turcos.

Izmir, la más parecida a Occidente

Dejando atrás Cesme y tras 84 km llegamos a Izmir, o Esmirna, la tercera ciudad más grande de Turquía (tras Estambul y Ankara) y para muchos incluso la más occidentalizada del país en términos de ideología, estilo de vida e igualdad de sexos. Cuna del famoso poeta Homero, Izmir es una viva ciudad que alberga playas, centros comerciales, lagos, museos y otras atracciones.

Cercanas a esta población se encuentran las antiguas ciudades de Éfeso, donde se puede visitar el Gran Teatro de Éfeso, la Biblioteca de Celso y una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, el Templo de Artemisa; Pérgamo, donde destacan las ruinas del acrópolis y el Asclepion; y Sardes, que alberga las ruinas del antiguo Gimnasio de Sardes.

Turismo en Turquía, al alza

La Oficina de Turismo de Turquía en España ha señalado a Suite101 que los "lugares más visitados en Turquía por los españoles son Estambul, Capadocia y la zona turca del Mar Egeo". La entidad ha afirmado también que los alemanes, principales visitantes de Turquía, "prefieren Antalya para sus vacaciones."

La llegada de turistas a Turquía aumentó en 2009 un 2.8% con respecto al año anterior; la previsión para el 2010 es de un aumento del 10%, lo que indica una importante subida que inevitablemente desencadena un descenso del turismo de costa en Europa en países como España o Grecia.

La capital de Turquía, Estambul, es la Capital Europea de la Cultura 2010 y el país se muestra como el anfitrión del Mundial de Baloncesto del 28 de agosto al 12 de septiembre. De todas maneras, esta región es siempre atemporal y singular, cuyo turismo costero está ahora más al alza que nunca. La panacea vive en el Mediterráneo.