Tomarse un tiempo para escapar del estrés diario y las tensiones de la vida para visitar un lugar exótico es algo que todo el mundo espera con interés.

¿Por qué viajar a Cuba?

Cuba, con su peculiar gobierno, ha propiciado que los estadounidenses veten sus exportaciones y turismo.

Es un país más conocido por su tabaco y su líder, que como destino vacacional. A pesar de ello, cada año más y más turistas procedentes de Canadá y Europa están escogiendo Cuba para sus vacaciones y quedan cautivados por su belleza natural y su gente acogedora y apasionada.

El turismo en Cuba se encuentra actualmente en su punto más alto.

¿Cómo es Cuba?

Cuba es la mayor de las islas del Caribe y sus habitantes son una mezcla de indígenas caribeños, africanos y resquicios de la herencia hispana.

Está compuesto por un paisaje de contrastes que van desde hermosas playas y fascinantes cadenas montañosas a extensas superficies escarpadas.

Las montañas de piedra caliza se ciernen sobre los campos de tabaco (utilizado para confeccionar sus famosos cigarros) proporcionando una vista panorámica impresionante.

La belleza natural de Cuba y su historia ha dado forma al país que es hoy en día. Está formada por siete islas del Caribe que se han mantenido al margen de la tecnología y la vida moderna.

Aparte de las impresionantes playas, Cuba también ofrece un montón de pueblos rústicos y ciudades llenas de rica cultura y patrimonio. Unas vacaciones en Cuba no estarán completas sin visitar al menos siete de los pueblos o ciudades del país.

Las playas de Cuba

Al igual que muchas de las islas del Caribe, la principal fuente de ingresos de Cuba lo genera el turismo en las zonas costeras.

El país está bendecido con cientos de kilómetros de extensas playas de arena fina y blanca y agua azul clara.

Los turistas que visitan Cuba disponen de una multitud de opciones para sus vacaciones en la playa.

Varadero y Cayo Largo

Los centros turísticos de Varadero y Cayo Largo son los más reconocidos y aquí se puede encontrar bastantes hoteles de 5 estrellas, todo incluido.

A pesar de esto, también hay un montón de pequeños hoteles de playa más tranquilos en los que realmente se puede escapar de todo.

La Habana

En el noroeste del país se encuentra la capital, La Habana, el centro de todo lo que es cubano.

Al dar un paseo por la ciudad se siente la esencia de la Cuba del pasado. Por ejemplo se puede intuir el rico legado que emana de la arquitectura colonial alemana que impregna la ciudad.

Estas zonas de la ciudad se asemejan a una película antigua, ya que recuerda a épocas pasadas, con los viejos coches americanos circulando por las calles.

Mucho trabajo se ha hecho en la última década para restaurar La Habana Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pero gran parte de la ciudad se ha dejado intacta y cientos de edificios ruinosos se derrumban cada mes.

La Habana también cuenta con algunos museos, incluyendo el Museo de la Revolución, el Habana Club Museo del Ron, el Museo del Cigarro, el Museo Ernest Hemingway y el Museo Nacional de Bellas Artes.

Santiago de Cuba

Santiago de Cuba es la segunda ciudad más grande de Cuba y se encuentra en el extremo oriental de la isla.

Es un escenario magnífico, a los pies de la Sierra Maestra. A diferencia de los otros pueblos y ciudades de Cuba, Santiago de Cuba tiene un ambiente muy caribeño. Esto es como resultado de la influencia de los colonos haitianos que se establecieron aquí en el siglo XIX.

Trinidad

Trinidad, situada en el corazón de Cuba es uno de los siete pueblos originarios y fue fundada en 1514.

La ciudad está llena de calles empedradas y edificios antiguos con techos de tejas y fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1988.

Es una ciudad agradable para pasar un día o dos, con sus numerosos museos, iglesias y plazas.

Una manera ideal para pasar sus vacaciones es tomar unos días para hacer algo de turismo en La Habana o las otras ciudades de Cuba y luego tomarse una semana de descanso en uno de los lujosos resorts todo incluido de la playa.