Los inciensos tienen un increíble poder energético, que puede ayudar a resolver o sanear muchas cosas.

Aquellos son usados desde tiempos muy remotos en muchas culturas y considerados como claves en los distintos rituales energéticos que se hacen.

Hoy en día la comercialización de inciensos es muy grande y se pueden encontrar en todas partes, de múltiples fragancias y para muchos usos.

El incienso tiene origen oriental y en la antigüedad era utilizado por aquellas sociedades con fines religiosos y curativos.

Hoy en día los inciensos se usan para varios fines, que no son necesariamente religiosos; ya que si una persona desea que su casa tenga un aroma agradable, encenderá un incienso.

La fragancia que emanan y su bajo costo, hacen que utilizar inciensos sea una de las alternativas más elegidas por las personas a la hora de aromatizar su hogar, sacar las malas energías o hacer cualquier otro tipo de ritual.

El propósito de cada fragancia

A pesar de que algunas fragancias solo sirven para que un espacio huela bien, hay otras que tienen fines un poco más complejos, que se describen a continuación.

  • Sándalo. Sirve para ayudar a despejar los hogares de las malas energías y atraer la suerte y la fortuna. Normalmente es utilizado cuando alguien ha fallecido por enfermedad o cuando han existido muchos disgustos y peleas en el hogar.
  • Canela. Sirve para atraer lo positivo y deshacerse de aquellas energías malsanas del cuerpo. Es usado cuando alguien siente agotamiento y cansancio sin motivo.
  • Rosa. Utilizado para dar un ambiente de paz y atraer el amor, debido a su dulce aroma.
  • Lavanda. Sirve para despeje mental, atrae las buenas vibras y da al hogar un ambiente de paz.
  • Eucalipto. Revitalizante que ayuda a optimizar y a que los proyectos salgan bien.
  • Natural. Ayuda mucho en el proceso de relajación y meditación.
  • Jazmín. Ayuda a recuperar la salud cuando existe una enfermedad difícil.
  • Vainilla. Sirve para protección personal y del hogar, ya que aleja las energías que atraen a los ladrones y gente mala.
  • Laurel. Puede atraer el dinero o hacer que cualquier proyecto económico salga bien
  • Ruda. Protege a las personas de las energías negativas y de la presencia de seres malignos.
  • Violeta. Buena suerte, energía positiva y sirve para hacer peticiones en cuestiones económicas.
  • Fresa. Ayuda en la economía, pues si se tiene un negocio sirve para atraer a los clientes al mismo.
  • Pino. Por su aroma fuerte ayuda a despejar la mente y la energía de aquellas cosas que hacen carga energética.
  • Coco. Purifica el ambiente y aleja cualquier mala vibra residuo de peleas o cosas negativas ocurridas en el hogar.
Todos los demás inciensos tienen un poder energético, ya que la fragancia de por sí hace que salgan los malos olores y que se lleven las malas vibras.

La forma de usar

Es recomendable encender algunos inciensos de la misma fragancia y colocarlos en puntos estratégicos de la casa, oficina o negocio, así todas las áreas estarán cubiertas y habrá una eficaz limpieza.

Para un mejor efecto, sería bueno utilizar las horas adecuadas para poner cada incienso. Si lo que se desea es purificar un espacio, las horas adecuadas son las que están antes de mediodía.

Si se quiere atraer el dinero, se deben escoger los inciensos adecuados y colocarlos a partir de mediodía hasta la caída de sol.

Todo lo relacionado con el amor, la amistad y la pasión debe ser nocturno, por lo que los inciensos para estos fines deben ser colocados durante la noche.

Lo que respecta a salud no tiene horario, pues se puede colocar los inciensos adecuados en cualquier hora del día.

No se recomienda mezclar aromas, porque el efecto se anulará; pero se puede colocar un día una fragancia y otro día otra.

También es necesario informarse sobre los beneficios del aroma del incienso que se va a colocar en casa.

Son una excelente alternativa, ya que son puros, económicos y dejan la casa con un agradable aroma y sensación de tranquilidad.