Facebook es ahora la red social más famosa, más codiciada y con más usuarios a nivel mundial. Su evolución ha sido sorprendente a través de los pocos años que lleva, ya que ha traído aplicaciones y nuevas formas de entretenimiento para el usuario.

La aparición de páginas y sitios dentro de Facebook desde hace un tiempo atrás ha crecido de manera exponencial, ya que todos aquellos que tienen empresas, servicios, sitios web o contenido que mostrar, saben que esta red social es una de las mejores formas de difusión y una manera de captar seguidores y conocer quiénes están realmente interesados en lo que ofertan a través de sus contenidos.

Para el caso de las empresas que ofrecen productos y servicios, para los programas de televisión y radio y otros medios lucrativos, existe el interés de hacerse conocer y sus publicaciones serán alusivas a ello; pero también están los aficionados, a los que les gusta publicar contenido y que este sea visto, comentado y seguido por los usuarios de Facebook. Este último grupo posee lo que son páginas informales, con nombres que van de acuerdo al gusto de cada cual.

La causa

Las razones por las cuales las personas crean sus páginas en Facebook son diversas. Unos desean simplemente tener un pasatiempo, otros desean difundir sus contenidos publicados en blogs, sitios web, revistas, entre otros y otro grupo busca levantar su voz de protesta mediante esto.

Para todos estos casos el objetivo principal es captar audiencia, haciendo click en el botón 'me gusta' de la página, que es una suscripción para que se pueda ver las publicaciones periódicas de la página y así el usuario pueda estar enterado y participar de las mismas.

Cuando se llega a un número considerable de seguidores, sea como sea esto es catalogado como un éxito a nivel de la red y pueden haber beneficios a futuro por aquello.

El mal uso de contenidos

El captar audiencia suele ser una tarea no tan sencilla para todos los que tienen una página en Facebook, puesto que hay temas que son de mayor interés de las personas y otros no.

Es una reconocida estrategia de marketing el contenido amarillista y desleal, por lo que esta estrategia es utilizada de manera informal por las personas dueñas de los sitios.

Pero no hay que generalizar, pues están quienes publican estos contenidos en son de protesta o para solidarizarse con alguna causa existente. Otros lo hacen por el simple hecho de captar audiencia, sin importar los derechos o la privacidad que se está violando al poner dicho contenido.

Es muy común ver publicaciones de niños enfermos de cáncer, animales destrozados y en pésimas condiciones, ancianos maltratados, accidentes de tránsito, videos sobre bromas muy pesadas, abortos, entre otros, con mensajes enternecedores que muchas veces llevan a la reflexión y hacen que las personas pongan 'me gusta', comenten y compartan dichas publicaciones.

Estarán aquellos que lo hacen con la voluntad de llevar a su lista de contactos a la reflexión, pero también están quienes simplemente comentan o comparten estos contenidos de forma grotesca, burlesca y arbitraria.

Es una clara violación a la intimidad el hecho de publicar la foto de un pequeño que padece una enfermedad degenerativa y exponerla a los ojos de miles de personas, donde están quienes ven el lado morboso de la situación y sacan provecho de aquello.

Darle "Like" no sirve de nada

Es ingenuo pensar que al darle 'me gusta' a una publicación, comentarla o compartirla se esté contribuyendo al bienestar de una persona, un grupo de ellas o de los animales. Esto es sólo una táctica para obtener mayor cantidad de seguidores a estas páginas o personas que publican este contenido, sin embargo apelan a la compasión de las personas y las engañan para así manipularlas.

¿De qué sirve compartir la foto de una mujer masacrada en Facebook? ¿Realmente se contribuye con los derechos de la mujer haciendo click en compartir? Son interrogantes que nacen al momento de toparse con estas publicaciones, que en realidad no tienen relevancia ante los problemas sociales que aquejan al mundo.