En el maquillaje social, con el uso del corrector se busca lograr siempre un rostro bello, se trata de que independientemente de la forma del rostro, es decir, la figura geométrica que se aprecie en la cara, esta se ajuste a los cánones clásicos de belleza.

Siguiendo dicha regla, entonces, se puede afirmar que el rostro ovalado es el más bello; a este se le conoce también como el rostro perfecto por las proporciones que guarda, siempre y cuando los ojos, la nariz y la boca estén también proporcionados y se encuentren armónicamente distribuidos.

¿Qué es un corrector y para qué sirve?

Los correctores pueden presentarse en crema, líquidos y en barra, tipo lápiz labial; vienen en variados tonos y tiene distinta función cada uno; estos se usan para dar o quitar volumen al rostro y para disimular imperfecciones, como manchas, acné u ojeras.

Por lo regular se aplican antes de la base de maquillaje, para que se vea más natural, pero también se pueden aplicar sobre esta si es necesario.

¿Cuáles son los tonos de corrector que existen y cómo se usan?

Dependiendo de la marca de maquillaje, se pueden encontrar distintos tonos de correctores, pero en general existen los siguientes que tienen un uso específico a la hora de maquillar:

  • Blanco.- Se usa para dar volumen, para alargar, para rellenar y para separar. También para disimular ojeras en tonos claros de piel.
  • Oscuro.- Este se utiliza para dar profundidad, para achicar, para acortar y para juntar.
  • Natural.- Sirve para dar retoques después del maquillaje, o bajo este para el día. Si no se cuenta con él, se puede hacer mezclando la base de maquillaje que se va a utilizar con un poco de corrector blanco para dar luz.
  • Lila o lavanda.- Es usado para corregir las manchas oscuras leves sobre la piel y también se puede usar para neutralizar la piel o el maquillaje muy bronceado.
  • Verde o menta.- Se utiliza para disimula las manchas rojas en la piel y también se puede neutralizar la piel o el maquillaje muy rosado.
  • Amarillo.- Se usa para cubrir las manchas muy rojas o muy oscuras en la piel. Y es el tono ideal para disimular las ojeras en pieles morenas.
  • Naranja o salmón.- Puede utilizarse en el retoque de maquillaje, sirve para disimular manchas muy oscuras.
  • Hueso.- Es usado para lograr efectos en fotografía, después del maquillaje, y se puede hacer mezclando el corrector menta con el naranja.
  • Durazno.- Disimula anomalías o falta de pigmentación en la piel y se hace al mezclar corrector naranja con corrector blanco.
Y en el caso de no contar con todos los correctores, se pueden lograr efectos muy estéticos con solo dos tonos: claro y oscuro. Tomando en cuenta el tono de la base de maquillaje a utilizar, se busca un tono más claro y uno más oscuro que sirven para agregar o quitar volumen, respectivamente, en las zonas que se requiera y obtener un rostro bien proporcionado.

Además de los ya mencionados, algunas compañías han creado o renombrado sus propios tonos, pero no dejan de ser similares a estos, es solo cuestión de entender cómo funcionan dichos colores visualmente, como el uso de pigmentos contrastantes, y tener en mente estas sugerencias para aprender a usarlos adecuadamente y así lograr un buen maquillaje con correcciones.