La palabra que es una de las más utilizadas en la lengua española, debido a su multifuncionalidad y a su fonética sencilla. El que puede ser pronombre relativo, conjunción de distintos tipos (completivo, causal, comparativo, final, condicional y consecutivo) o utilizarse como refuerzo de una expresión: ¡Que te enfermas!

El que conector en oraciones subordinadas sustantivas

En las oraciones subordinadas sustantivas, que desempeña la función que en una oración simple desempeñaría un nombre o equivalente, el conector que puede aparecer precedido de preposición si el verbo principal así lo exige:

Me reí de esa idea / me reí de que fuera a Barcelona.

Pienso en esa idea / pienso en que es posible todavía.

El uso del infinitivo, indicativo o subjuntivo depende, por lo general, de la naturaleza y la forma del verbo principal.

Uso del infinitivo, indicativo o subjuntivo con el conector que

  • Cuando el verbo principal expresa sentimiento, juicio de valor o deseo:
- Si los dos verbos se refieren a la misma persona, el verbo subordinado aparece en infinitivo: Me gustaría ir a tu fiesta.

- Si los verbos se refieren a personas distintas, el subordinado aparece en subjuntivo precedido de que: Me gustaría que vinieras a mi fiesta.

No obstante, los verbos que expresan mandato o prohibición también permiten el empleo del infinitivo en la subordinada a pesar de que los sujetos no coincidan: Me mandó (él) que me callara (yo) / Me mandó (él) callar (yo).

  • Cuando el verbo principal es un verbo de conocimiento, de comunicación o de percepción (creer, darse cuenta):
- Si el verbo principal está en forma afirmativa, el subordinado aparece introducido por que y lleva indicativo: Ángel cree que Luis tiene razón.

- Si el verbo principal está en forma negativa, el verbo subordinado introducido por que aparece, generalmente, en subjuntivo: Ángel no cree que Luis tenga razón.

El que irá en indicativo si va precedido de si o de un interrogativo, si la oración principal expresa una orden negativa o si es una pregunta negativa:

Ángel no sabe si Luis tiene razón.

No creas que no me he enterado.

¿No crees que es mejor así?

El que pronombre relativo y las preposiciones

Junto con quien, cuyo, cual y cuanto, que forma el grupo de los pronombres relativos, cuya función es la de reemplazar a un sustantivo. Muchas veces requieren la presencia de preposiciones, las cuales ausentes o mal usadas, derivan en errores lingüísticos, como por ejemplo:

Tengo una amiga que la quiero mucho. El pronombre que está sustituyendo a una amiga y actúa como complemento directo. El error consiste en que se ha suprimido la preposición a. La construcción correcta es: Tengo una amiga a la que quiero mucho.

Con frecuencia la preposición que debe ir con el relativo se antepone al antecedente en forma incorrecta: No me gusta en el tono que me hablas, me gusta con la gracia que cuenta los chistes. Lo correcto es No me gusta el tono en (el) que me hablas, me gusta la gracia con (la) que cuenta los chistes.

Como en los demás relativos, que presenta una variedad acentuada de carácter interrogativo: ¿Qué ha hecho?, o exclamativo: ¡Qué tontería!

Fuente: Manuel Martí y María Jesús Torrens. Construcción e interpretación de oraciones. Editorial Edinumen.