Son varios los problemas en el pie que puede traer el uso de zapatos equivocados y sobre todo los tacos femeninos. También hay que tener en cuenta cuando un zapato ha cumplido su ciclo y debe ser sustituido.

Cuándo un zapato no se debe usar más

Para verificar si un zapato ya ha adquirido los defectos del “usado”, este debe ser apoyado sobre un plano rígido: la suela tiene que estar en contacto con el plano de apoyo, no debe tener la punta curvada hacia arriba y la suela no tiene que estar consumida más de la tercera parte de su espesor original. Visto desde arriba, el zapato no tiene que inclinarse hacia un lado.

Los tacos altos de los zapatos

El zapato con tacón alto puede resultar muy sensual, pero dañino para el apoyo del cuerpo y la postura.

Tres centímetros de taco son suficientes para transferir el peso del talón a la parte delantera del pie. Seis centímetros aumentan el peso sobre los metatarsos en un 57% y nueve centímetros hacen descargar el 76% del peso corporal en la punta del pie.

Enfermedades ocasionadas por el uso de tacones altos

  • La metatarsalgia
Es el dolor que se siente en los metatarsos y sus articulaciones. Es uno de los primeros efectos que aparece con el uso de zapatos con tacos altos, especialmente si la punta del calzado es estrecha.

Se trata de una inflamación muy dolorosa en la parte inferior de los dedos, a veces tratada con medicamentos, cuando lo necesario son un par de plantillas.

Es la degeneración de un nervio que se manifiesta como nódulo, generalmente entre el tercer y cuarto dedo del pie y otro de los problemas ocasionados por el uso de tacones altos. Sus síntomas son dolor punzante, sensación de tener un clavo en el zapato, sobre todo después de permanecer un largo rato de pie.

El peso extra que se descarga en los pies puede acelerar la predisposición individual de desarrollar pie valgo o dedo martillo.

El neuroma de Morton, el pie valgo y el dedo martillo necesitan de intervención quirúrgica.

  • Tendón de Aquiles
Se produce cuando los tendones de los músculos se acortan debido al uso cotidiano o muchas horas al día de los tacos altos. Con el talón elevado el pie queda bloqueado en posición equina y no tiene la posibilidad de articular el tobillo con flexión y extensión.

Cuando los músculos ya se han acortado, difícilmente se puedan usar zapatos sin taco, porque el pie ya adquirió el paso invertido punta/talón, en vez de talón/punta.

  • Distorsiones
Al usar taco alto y tener el talón más lejos del suelo, son más las posibilidades de distorsión del tobillo. En los casos leves se producen lesiones de primer grado de uno o más ligamentos del pie, que se solucionan con el uso de una tobillera elástica y reposo de 10-15 días. En casos más graves, será necesaria una intervención quirúrgica.

Esta tipo de molestias no son solo causa del uso de tacones altos, pero existe mayor riesgo para quienes los usan. Lo más conveniente sería tratar de no llevarlos puestos durante todo el día y alternar con zapatos cómodos, para no tener que convivir permanentemente con dolores en los pies.