Desde el año 1995, no se enfrentaban en Nueva York, en Flushing Meadows, los dos mejores del mundo en la final (en aquella ocasión un Pete Sampras segundo del mundo destronaba a Andre Agassi). Esta del 12 de septiembre de 2011 es además la repetición de la final de 2010, a la que también llegó Novak Djokovic tras ganar a Federer levantando puntos de partido. En esta tercera ocasión de jugar la final en la pista Arthur Ashe, segunda frente a Rafael Nadal, y la primera que llega como número uno de la clasificación ATP. Y le ha servido para ganar su cuarto torneo de Grand Slam, en uno de los partidos de tenis más intensos que se recuerdan.

Djokovic, imbatible en 2011, destrona a Rafa Nadal en el Abierto Estados Unidos 2011

Los números de Rafa Nadal, quien ha jugado un tenis espectacular este año, - de hecho ha pasado por encima de sus últimos contendientes para llegar a la final en New York- son realmente impresionantes. La conclusión es que Rafa sigue jugando igual, pero el cambio de mentalidad, alimentación y entrenamiento de Novak Djokovic le ha colocado un escalón por encima de todos los demás. En este año de 2011 se ha convertido en el sexto hombre en ganar tres grandes el mismo año, además de perder solo dos partidos, -frente a Federer en las semifinales de Roland Garros y por retirada por lesión frente a Murray-. Su nivel, rapidez y número de recursos es tal que parece imbatible, y así ha sido en las nueve finales que ha jugado con Nadal en 2011.

Dos primeros set en la final de US Open 2011, Nadal vs Djokovic

El resultado final, 6-2, 6-4, 6-7(3) y 6-1, puede dar la impresión de un partido sencillo para Djokovic, con un Nadal contra las cuerdas con un pequeño bajón del serbio en el tercer set. Sin embargo el partido, con intercambios largos, recuperaciones espectaculares, y breaks por parte de ambos tenistas se terminó decidiendo por detalles. Así, los dos primeros juegos fueron roturas por parte de ambos tenistas, con Rafa atacando el revés de Djokovic. No aprovechar la oportunidad de rotura en el cuarto juego llevó a que el serbio ganara cinco juegos seguidos y se apuntar el set. Un juego interminable, con el servicio de Rafa en juego en el segundo set (cuando podía consolidar un break), terminó cayendo del lado de Djokovic, en 17 minutos y con un Nadal salvando siete puntos de rotura, y con puntos de 27 y 21 intercambios.

Tercer set, recuperación de Nadal y Us Open 2011 para Djokovic

El tercer set pasó factura a los esfuerzos de Novak, que perdió su saque, aunque terminaría rompiendo el del español para colocarse con una ventaja de 6-5 y servicio. La capacidad competitiva de Nadal le permitió igualar el partido y llevarse el tie-break. Pese a todo, el cansancio y las molestias de espalda, el último set Djokovic jugó a lo que mejor sabe hacer, abriendo el juego a las líneas y sacando perfectamente, al tiempo que se mostraba increíblemente sólido en el resto. El resultado, algo abultado, 6-1, pero justo para la victoria del mejor tenista en uno de los mejores partidos de la última década. Y la victoria en su cuarto grande para Djokovic.

Novak Djokovic, por el Grand Slam en 2011

Rafa Nadal ha sabido lo que es tener una némesis imbatible, sintiéndose como Federer frente a él, como recuerdan en la página de la ATP. Lo cierto es que si Nadal tiene ya el Grand Slam "de carrera" (ha ganado a lo largo de ésta a sus 25 años al menos una vez todos los torneos). Para Djokovic, quien ya ha ganado en seis finales esta año a Nadal y tres de los cuatro torneos del Grand Slam, solo Roland Garros le separa de conseguirlo. Sabe que ha sido el cambio de mentalidad, comenzado en las semifinales del US Open en 2010, cuando levantó dos set en contra frente a Federer lo que le ha hecho ser capaz de competir frente a los dos tenistas dominantes, Nadal y Federer. Este año de 2011 ha hecho lo mismo, solo que además ha ganado a Nadal en la final, y sin duda este es su año.