A principios de los años 80, empiezan a funcionar los servicios denominados “Intercity”, para unir Madrid y Valencia a una velocidad elevada para la época (140 Km/h, luego 160), estos servicios se hacían con unidades eléctricas 444 y luego 448 reformadas. Estos servicios tenían más frecuencias de lo normal, además la línea entre Madrid y Valencia por Albacete, siempre fue una de las líneas más rápidas de España, dado lo poco accidentado del terreno hasta Albacete y la buena infraestructura que había por entonces.

El servicio “Intercity” consistía en lograr un tiempo de viaje corto y muchas frecuencias de horarios, en los años 80 fue el tipo de tren más exitoso en España.

En los años 90, la mejora de la velocidad en algunas líneas convencionales, como la Barcelona – Valencia y Madrid – Valencia, permitía a los trenes circular a 200 Km/h en algunos tramos, por eso surgió el proyecto “Intercity 2000”.

Este proyecto quería unir las principales capitales españolas, con unidades eléctricas de tren, para poder circular a 200/220 Km/h en líneas convencionales mejoradas, pero con el ascenso de la alta velocidad, este proyecto solo se aplicó al cuadrante Madrid – Valencia – Barcelona.

Características de la unidad eléctrica 490 de Renfe

  • Fabricante: Alstom, Fiat Ferroviaria.
  • Año de fabricación: 1998-1999.
  • Composición Mc-R-Mc.
  • Disposición de ejes: 1AoAo1+2'2'+1AoAo1.
  • Longitud: 79,400 m.
  • Anchura: 2,920 m.
  • Altura: 3,853 m.
  • Peso: 159t (en vacío).
  • Ancho de vía: 1668 mm.
  • Tensión: 3 Kv (CC)/ 25Kv 50Hz (AC).
  • Velocidad máxima en servicio: 220km/h.
  • Potencia: 1950 kW.
  • Motores: 4 asíncronos trifásicos de 510kW.
  • Número de plazas: 160 (+1 PMR).
  • Sistemas de seguridad: ASFA.
  • Mando múltiple: 3 (normalmente 2).

Servicios ferroviarios con el tren Alaris

En 1999 las unidades eléctricas 490, empiezan a sustituir a los trenes serie 448, el servicio pasa de llamarse “Intercity” a denominarse “Alaris”, con ello se acorta el tiempo de viaje y se adapta a los tiempos modernos.

Estos trenes tienen una velocidad máxima de 220 Km/h, y gracias a algunas mejoras en la infraestructura, los Alaris realizan viajes bastante cómodos, además disponen de un interiorismo más moderno y cómodo para el viajero, aunque con un precio de billete más caro.

Una de las características diferentes de estos trenes, se encuentra en sus bogies, este tren dispone de basculación activa, este sistema consigue una inclinación en las curvas y así ganar un 20% de velocidad en curvas. A pesar de ello estos trenes tuvieron algunos problemas con este sistema y también causaron polémica, ya que el trayecto que realizaban era muy recto en su mayoría y dicha basculación no representaba una ganancia de tiempo sustancial.

Cambio de servicios ferroviarios en los trenes Alaris

Desde 2008, los trenes Alaris comparten servicios con los trenes de la serie 120, en el corredor convencional Madrid – Valencia. Los 120 de ancho de vía variable utilizan la nueva línea de alta velocidad y los trenes 490 han sido relegados poco a poco a servicios secundarios de media distancia y también al corredor mediterráneo Barcelona – Valencia.

A pesar de algunos problemas iniciales y las polémicas sobre la adquisición de este material de origen italiano, el rendimiento de estos trenes es bueno y además a servido para el desarrollo de nuevos trenes que luego fueron de éxito, como los de la serie 104 y 114, que son una evolución de estos primeros Alaris. 

En 2013 Renfe decide apartar del servicio los diez trenes al encontrar fisuras el los bogies de algunas unidades, a pesar de ser una serie relativamente moderna y tener un buen funcionamiento mecánico.