Renfe necesitaba trenes para servicios de media distancia en líneas de alta velocidad, lo que antes se llamaban servicios “lanzadera”. Se tratan de trenes con velocidad máxima de 250 Km/h, cuatro coches, dos de ellos motores, con bogies para ancho de vía internacional (1435 mm).

Este tipo de servicio se denomina “Avant”, o lo que es lo mismo: Media distancia de alta velocidad.

El tren de alta velocidad serie 114 de Renfe

Este tren se trata de la evolución de la serie 104, que tan buenos resultados está teniendo en otras líneas como la Madrid – Toledo. Renfe necesitaba trenes similares para la nueva línea de alta velocidad Norte – Noroeste.

Las diferencias con la serie 104, además del vistoso testero, mucho más afilado, se diferencia en el tipo de suspensión, en los nuevos trenes es neumática, en los 104 es helicoidal.

Además el nuevo tren dispone de un sistema de absorción de golpes, para minimizar posibles accidentes.

Características de los trenes 114 de Renfe

  • Fabricante: Alstom.
  • Nº de unidades: 13.
  • Año de recepción: entregas 2008, primer servicio comercial en junio de 2011.
  • Distancia entre topes: 107,9 m.
  • Anchura máxima: 2,920 m.
  • Altura máxima: 4,123 m.
  • Peso en servicio: 228.8 t vacío en orden de marcha.
  • Velocidad máxima: 250 km/h.
  • Potencia: 4000 kW en llantas.
  • Esfuerzo tractor: 212 kN al arranque.
  • Ancho de vía: 1435 mm.
  • Tensión: 25KV 50Hz (CA).
  • Número de motores: 8 motores asíncronos.
  • Mando múltiple: 3, pero normalmente 2.
  • Número de plazas: 236 + 1 PMR.
  • Precio por unidad: 13,22 millones de €.

Servicios ferroviarios realizados

Estos trenes empezaron su andadura el 12 de junio de 2011, realizando los servicios Madrid – Valladolid y Madrid – Segovia, de momento de manera exclusiva en este corredor.

Entre Madrid y Valladolid existen 8 servicios diarios en cada sentido.

A diferencia de los trenes AVE o Alvia, el servicio Avant es bastante más económico, los trenes 114 disponen de clase única denominada “Turista” y además el interiorismo está muy cuidado para el viajero.

Billetes de AVE baratos

El servicio es de alta velocidad, pero más lento que los trenes AVE de la serie 102, pero también es bueno “ir más lento”, pero con unos precios más populares, de hecho el servicio Avant es muy competitivo con el transporte por carretera, el verdadero rival del ferrocarril, a diferencia de los AVE que absorben viajeros “VIP” al transporte aéreo.

Un billete de Madrid a Valladolid en Avant puede costar de media sobre los 23 euros, mientras que uno de AVE en clase “turista” se dispara a más de 36 euros.

Queda claro por dónde tiene que ir el ferrocarril en España en cuanto a política comercial.

Polémica sobre la rentabilidad del AVE

En los últimos tiempos se ha puesto en tela de juicio la rentabilidad del AVE, tanto económica como social.

Aparte de ser cierto, los altos costes no solamente influyen en la infraestructura, también en el precio de los trenes.

El modelo 114 han tenido un coste demasiado alto, he aquí unos datos:

  • En un principio Renfe pidió a Alstom 30 unidades de estos trenes, pero el ente público renegoció el contrato dejando en 13 las unidades. Por lo tanto el precio por unidad pasó de ser de 12,6 a 13,5 millones de euros.
  • El modelo 114 le valió a Renfe un 20 % más que un tren de la serie 121 de CAF, un modelo muy parecido en prestaciones.
  • Los trenes 114 son solo un 20% más baratos que los trenes 102 de alta velocidad fabricados por Talgo, e incluso un 50% más caros que otros trenes parecidos que funcionan en otros países.

Renfe debería explicar este alto coste

Los trenes 114, a pesar de la polémica generada en estos tiempos, cumplen una función lógica, un servicio de calidad y más económico, para que el ferrocarril español sea competitivo no solo necesita de buenas infraestructuras, también de una política de billetes baratos y de calidad de cara al viajero.