En los inicios de la alta velocidad ferroviaria en España, allá por 1992, Renfe consideró necesario la creación de unos trenes para distancias medias, aparte de los trenes AVE y Talgo para largas distancias.

Estos servicios se denominaron “Lanzaderas”, se hacían con material de la serie 100, o lo que es lo mismo, con trenes idénticos a los utilizados en la relación Madrid – Sevilla.

Los trenes de la serie 100, eran demasiado grandes y no tenían la ocupación adecuada, además el billete resultaba caro y poco competitivo.

El tren de alta velocidad serie 104 de Renfe, diseño italiano

A principios del siglo XXI, Renfe encargó a Fiat Ferroviaria (posteriormente adquirida por Alstom), veinte trenes basados en la familia de los exitosos “Pendolino”, trenes de mucho éxito a nivel internacional.

En España la serie 490 “Alaris”, puesta en servicio en 1999 es descendiente de estos trenes italianos, su éxito en el corredor Madrid – Valencia, animó a Renfe a adquirir nuevos trenes de un concepto parecido.

Estos trenes ofrecerían el servicio adecuado a las “Lanzaderas”, servicios de alta velocidad en medias distancias.

Disponen de cuatro coches, todos de ellos motores, lo que se denomina tracción distribuida, en un principio tenían asientos de dos clases, pero acabaron siendo de clase única, denominada “Turista”, además la aerodinámica y estética del tren están muy cuidadas.

Características de los trenes serie 104 Renfe, de origen Fiat

  • Fabricante: Alstom y CAF.
  • Nº de unidades: 20.
  • Año de recepción: 2003-2005.
  • Distancia entre topes: 107,1 m.
  • Anchura máxima: 2,920 m.
  • Altura máxima: 4,200 m.
  • Peso en servicio: 223,5 t.
  • Velocidad máxima: 250km/h.
  • Potencia: 4.400 kW.
  • Ancho de vía: 1435 mm (líneas de alta velocidad).
  • Tensión: 25KV 50Hz (CA).
  • Número de motores: 8 motores asíncronos de 550Kw.
  • Sistemas de seguridad: ASFA, LZB, ERTMS.
  • Mando múltiple: Hasta 4 unidades (normalmente 2).
  • Número de plazas: 237.
  • Precio por unidad: 13,22 Millones de euros.

Servicios ferroviarios realizados

Después de un periodo de circulaciones de pruebas, las primeras unidades empezaron su servicio comercial en diciembre de 2004 entre Córdoba y Sevilla, después, en febrero de 2008, este servicio se amplió hasta Málaga al llegar a esta ciudad la alta velocidad.

En enero de 2005, los trenes 104, sustituyeron a los serie 100 en el servicio Madrid – Ciudad Real – Puertollano.

En noviembre de ese mismo año, con la llegada de la alta velocidad a Toledo, los trenes 104 tuvieron el honor de inaugurar esta línea, que con el tiempo se convertiría en un gran éxito de público entre la capital manchega y Madrid.

Otros corredores donde empezaron a operar estas unidades eléctricas, fue en el servicio Barcelona – Tarragona – Lérida (en abril de 2008) y los servicios desde Zaragoza a Calatayud y Huesca (desde abril de 2008).

Estos trenes, aunque más lentos que otros de alta velocidad, realizan un servicio económico y adaptado a las necesidades de la clase media española, por ello han sido un gran éxito comercial, esto ha llevado a Renfe a adquirir nuevos trenes de la serie 114, que son una evolución de la serie 104 y que empezaron sus servicios en la línea de alta velocidad entre Madrid y Valladolid.

Billetes AVE más baratos

La nueva política en los trenes tipo “Avant”, consiste en explotar trenes menos lujosos, pero de muy buena calidad, con menos tripulación y centrándose en un público masivo, además la velocidad de 250 Km/h es más que suficiente para tráficos de tipo regional.

Sin lugar a dudas este tipo de alta velocidad tiene más futuro que los trenes de alta gama, más rápidos pero demasiado caros.