La ciudad de Temuco, capital de la región de La Araucanía (de altos porcentajes de población mapuche), ha sido la ciudad elegida por la Federación Mapuche de Estudiantes (FEMAE) como la localización de la que esperan llegue a ser la "Universidad Nacional Mapuche".

¿Por qué una Universidad Mapuche?

La discusión en torno a este tema tomó fuerza durante el mes de julio, pero casi no captó la atención de los medios de comunicación: prácticamente los únicos caminos para informarse sobre el tema eran columnas como las de Patricio Igor Melillanca (publicada en Mapuexpress), Sergio Caniuqueo (ver: wallmapuwen.net), el Diputado Gonzalo Arenas (El Mostrador), Luis-García Huidobro SJ (elpost.cl), y otras (de las cuales se obtuvo la información difundida en este artículo), las que aparecen en blogs o diarios electrónicos.

Respecto a las razones que se dan para sostener la idea de la necesidad de la existencia de una institución de educación superior de dichas características, hay que decir que los mapuches son un pueblo distinto al resto de los chilenos, con su historia, idioma, tradiciones y cultura propias; las que no pueden perderse, sino que deben ser difundidas. Es así como la FEMAE ha planteado a las autoridades del Estado chileno la necesidad de contar con una universidad de este tipo en Temuco.

Es importante tener en consideración que no se está planteando fundar un establecimiento de educación superior exclusivo para mapuches, sino crear un espacio académico inclusivo, es decir, donde sean bienvenidos mapuches y no mapuches.

La toma de un liceo abandonado

Las dependencias de un ex liceo abandonado hace aproximadamente tres años (el ex Liceo Aníbal Pinto de Temuco) constituyen el sector de la ciudad que la FEMAE plantea como el inmueble idóneo para la construcción del soñado centro educacional.

El lugar en cuestión ha sido objeto de tomas pacíficas en más de una oportunidad en los últimos días.

¿Atentados contra la seguridad ciudadana y el orden público?

Todo lo contrario. Las tomas fueron hechas sin violencia. Además, el inmueble ocupado lleva mucho tiempo abandonado, siendo nulo el daño que se genera.

La respuesta de la autoridad

La máxima autoridad de la Región de La Araucanía, el Intendente Andrés Molina, lo consideró innecesario, argumentando que no es intención de las comunidades el crear una Universidad.

Sin embargo, hay que destacar que la propuesta ha inspirado el apoyo de muchos mapuches, así como también de personalidades como Víctor Pérez, Rector de la Universidad de Chile y Giorgio Jackson, Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), así lo informa un artículo de Felipe Gutiérrez publicado en Mapuexpress.

Un contexto adecuado

La propuesta se debate en un contexto de gran convulsión social en Chile, dentro de la cual, se ha desarrollado una larga serie de manifestaciones en contra del actual modelo educativo chileno: la oportunidad perfecta para poner el tema en el tapete.

Por último, la demanda por una universidad mapuche se da en el contexto en que los métodos represivos de la policía chilena (carabineros) contra mapuches en el marco de procedimientos policiales han sido severamente cuestionados por no pocos sectores de la opinión pública.

En síntesis, el contexto es sumamente favorable para poner el tema en discusión: ahora sólo falta la difusión de este por los medios de comunicación, los que han estado del todo ausentes en el asunto.