El día primero de noviembre del año de 2003 el Príncipe Felipe de Asturias, heredero al trono español, anunció sorpresivamente a los españoles su compromiso matrimonial con la periodista Letizia Ortiz Rocasolano, una joven de 31 años, sin antecedentes aristocráticos y divorciada; desde entonces la vida de la ahora Princesa de Asturias ha permanecido envuelta en la controversia de un desconocido pasado y de un presente controvertido. Admirada por algunos sectores y rechazada por otros, la futura reina consorte de España ha dado mucho de que hablar a 6 años de su entrada a la Familia Real Española.

Una republicana en la corte de Juan Carlos I

A pesar de las expectativas de censura, el 6 de septiembre salió a la venta en los almacenes el libro que aborda el pasado de Letizia Ortiz, Princesa de Asturias, y que presume de presentar datos verídicos de supuestos escándalos sexuales, detención por drogas y el pasado de Letizia; la autoría del libro corre a cargo de Isidre Cunill, un periodista de investigación que ha prestado sus servicios en medios de comunicación como Tiempo, Interviú, Antena 3 de radio, entre otros; también ha escrito algunos ensayos como Los crímenes en democracia.

El libro pretende presentar un análisis del presente y futuro de la corona española, basándose en la figura estelar de Letizia Ortiz, que ha causado polémica y controversia, y que despierta entre el pueblo español sentimientos encontrados. El libro muestra los aspectos más oscuros y secretos del pasado de la princesa, y la expone al escrutinio público como nunca antes.

El pasado de la princesa Letizia Ortiz, a la luz

El autor argumenta haber escrito el libro de acuerdo a un informe del CNI (Centro Nacional de Información) y describe la vida pasada de Letizia durante sus estudios de periodismo en España y su estadía en México, país a donde, según su biografía oficial, la princesa viajó después de terminada su carrera con el objeto de iniciar sus cursos de Doctorado en Guadalajara Jalisco, los cuales al parecer, quedaron inconclusos. Fue en México en donde la joven conoció al pintor Waldo, a quien se presume sirvió de musa para pintar un cuadro en donde aparece con el torso desnudo y que sirvió para la portada del disco del grupo mexicano Maná, a quien también conoció.

Entre las acusaciones más graves contra la asturiana encontramos la de haberse realizado un aborto en la ciudad de México en el año de 1996, en el hospital de Médica Sur, viajando después, según el autor, a los Estados Unidos. Otra de las acusaciones delicadas tiene que ver con el asunto de la droga. De acuerdo al libro, la princesa Letizia, al inicio de su noviazgo con el profesor Alonso Guerrero siendo ella una estudiante, fue detenida por posesión de hachís. Más tarde Letizia contraería matrimonio con Alonso divorciándose pocos años después.

Cunill muestra a una Letizia en su juventud con fuertes ideales republicanos y agnósticos, que no dudó en posar para una fotografía envuelta en una bandera republicana e ingresar a las filas del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y llegando a coquetear con IU (Izquierda Unida). Ya en sus años como periodista en TVE , se refería despectivamente al Príncipe Felipe como "Felipito".

En cuanto a sus relaciones con el resto de la familia real, Cunill afirma que la princesa tiene a su marido, el Príncipe Felipe, a sus pies, en una posición de sumisión y servilismo; mientras tanto la relación entre el Rey Juan Carlos y la princesa es prácticamente inexistente.

El libro termina su análisis con la teoría del autor según la cual Letizia es un "Caballo de Troya en la Zarzuela" que tiene por objetivo terminar con la monarquía en España.

Críticas al libro de Isidre Cunill

Una gran cantidad de medios televisivos y editoriales han hecho eco de las flaquezas del libro de Cunill, tachándolo de poco verídico y confiable. El libro aportó pocas novedades y la mayoría de ellas no se encuentran debidamente sustentadas ni documentadas; el libro parece ser un fusil de información y rumores que han corrido en la prensa e internet desde que Letizia Ortiz se convirtió en figura pública.

La animadversión del autor contra la figura de la princesa es más que evidente y repentinamente pierde todo viso de objetividad.

¿Qué es lo que lleva al autor a exponer la vida íntima de la mujer del príncipe heredero de España? ¿Hubiera actuado Canill con la misma libertad y confianza en su libro si se tratara de la figura del Rey Juan Carlos o la Reina Sofía? ¿Qué es lo que lo mueve a la lapidación del eslabón más débil de la Casa Real? Mientras tanto parece que el libro Una republicana en la casa real no tendrá ninguna trascendencia literaria y se reserva al plano del mero cotilleo.