La Navidad es época de reuniones familiares y, especialmente, de comidas y cenas. Por este motivo siempre se busca que la mesa a la que se sentarán los comensales sea lo más elegante posible. Hasta hace pocos años, esto conllevaba para la anfitriona comprar mantelerías caras, sacar la vajilla de gala y las mejores copas para la ocasión. Además, una vez utilizadas había que recoger, lavar, fregar y guardar hasta una nueva celebración. Sin embargo, los tiempos avanzan y algunas empresas se empeñan en hacer la vida un poco más fácil y, además, ecológica.

Manteles, copas y platos de papel y plástico para decorar una mesa impecable

De este modo, son ya muchas las grandes superficies y tiendas de decoración que ofrecen a sus clientes la oportunidad de decorar su mesa navideña con manteles, servilletas, platos y bandejas de cartón y copas de plástico. Aunque en un principio pueda parecer que la mesa va a perder encanto, el resultado es completamente distinto, ya que se han encargado de hacerlos en tonos dorados, rojos, plateados y con unos elegantes diseños, que hacen las delicias de los comensales y, además, evitan que la anfitriona tenga que darse una paliza a fregar una vez concluido el banquete y luego se pueden llevar a un contenedor a reciclar. En definitiva, una mesa elegante y ecológica y que tampoco supone un gran despilfarro económico, ya que las tiendas que las venden ponen precios al alcance de casi todos los bolsillos con el fin de dar salida a un producto caduco.

Unos utensilios que permiten varios usos durante las fiestas

Además, el papel y el plástico que se utiliza para fabricar este tipo de productos navideños, suele ser bastante resistente, por lo que se le puede dar varios usos, especialmente al mantel, las servilletas o los servilleteros, lo que permite que, por ejemplo, para la cena de Nochebuena y la comida de Navidad se pueda utilizar la misma mesa. Y es que lo que está claro es que las empresas quieren hacer cada día la vida menos complicada para el ama de casa o la persona que en esas fechas especiales se encarga de todos los preparativos y que hace que en la mayoría de los casos no pueda disfrutar al igual que el resto de familiares y amigos de la jornada festiva, ya que tiene que estar pendiente de todos los detalles.

Encargar la cena a empresas de catering

Y para disfrutar al completo de las fiestas sin tener que preocuparse tampoco del menú, la mejor opción es encargar la cena a cualquiera de los numerosos establecimientos encargados de catering, que en esas fechas preparan platos propios de la época muy elaborados y sabrosos, que harán las delicias de los invitados. También estas empresas están ajustando mucho más los precios de los platos, ya que la crisis no permite grandes dispendios a miles de familias españolas. En cualquier caso, lo que está claro es que cada día se ofrecen más facilidades a los anfitriones para que puedan disfrutar de las fiestas navideñas con el resto de invitados sin estar toda la jornada pendiente de fregar y cocinar, algo que hasta hace pocos años era inevitable.