El cáncer de piel es el cáncer más común de todos los tipos que existen, puede llegar a ser padecido por cualquier persona, afectando principalmente las pieles blancas, aquellas pieles que presentan gran cantidad de lunares o que tienen lunares atípicos y las personas que tienen parientes directos que han padecido la enfermedad.

Unas de las causas principales para padecer esta enfermedad es la exposición constante a los rayos solares.
Existe una gran cantidad de tipos detectados hasta el momento, pero para su estudio patológico suele dividirse solo en dos tipos: los de tipo no melanoma y melanoma.

Tipos de cáncer de piel

  • El cáncer de piel no melanoma: es el más frecuente y se denomina no melanoma porque se forma a partir de otras células de la piel que no son las que acumulan el pigmento (los melanocitos),(elmundo.es). Puede darse en aquellas zonas que han esta expuestas al sol, productos químicos, entre otros, como la nariz, la frente, los labios o las orejas.

  • Cáncer de piel de tipo melanoma: Es el tumor maligno de la piel de mayor gravedad por la capacidad de sus células de desprenderse del lugar de origen, viajar por los vasos linfáticos o capilares sanguíneos y alojarse en los ganglios o en diferentes órganos (metástasis),(infopiel.org.ar). Según el especial sobre cáncer: elmundosalud.es, se puede reconocer por un cambio en el aspecto de la piel, como una herida que no sana o una pequeña protuberancia. También puede aparecer una mancha roja, áspera o escamosa con tendencia a crecer.

Tratamientos para el melanoma de piel y el no melanoma


El tratamiento para el cáncer de piel suele variar dependiendo del tamaño del mismo, el sitio donde se encuentre localizado en el cuerpo y el tipo de cáncer de piel, para tales casos se suele utilizar en todos los tipos de la patología la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia.
Así para el tipo no melanoma, la cirugía puede consistir esencialmente en la extirpación de la afección, o congelando esta con nitrógeno para luego destruir las células dañadas, en su defecto se suele utilizar cirugía láser.
La quimioterapia utilizada para este tipo de cáncer, suelen ser medicamentos administrados por vía oral o intravenosa, para que lleguen a todo el cuerpo o por uso tópico sobre la parte afectada.
La radioterapia suele acompañar la quimioterapia en algunos casos, esta consiste en la utilización de una amplia cantidad de energía o rayos x, utilizados para destruir o disminuir el número de células cancerosas en el cuerpo.
Para el melanoma maligno, se suelen usar los tipos expuestos anteriormente en conjunto, es decir, se realiza un cirugía en todos los tejidos daños y se complementa con una rigurosa etapa de medicamentos y/o radioterapia.

Como evitar el cáncer de piel


La liga contra el cáncer de Bogotá (Colombia), da las siguientes recomendaciones para evitar adquirir esta enfermedad:

  • Evite estar por mucho tiempo afuera bajo la luz solar, especialmente al mediodía, cuando la luz ultravioleta es más intensa.
  • Proteja su piel con ropa que incluya una camiseta de mangas largas y un sombrero de ala ancha.
  • Use bloqueador solar. El bloqueador solar debe tener un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o más. Aplíquelo correctamente. Muchas personas no usan suficiente.
  • Use anteojos (lentes) de sol. Las gafas de sol que cubran los lados de la cara con 99% a 100% de absorción de luz ultravioleta ofrecen la mejor protección.
  • Evite otras fuentes de luz ultravioleta tales como las camas para broncear la piel y las lámparas de sol.
  • Tenga especial cuidado de proteger a los niños contra el sol. Las personas que sufren insolaciones severas con ampollas, particularmente durante la niñez o la adolescencia, tienen mayor riesgo de contraer melanoma.
  • Visite a su médico para que le examine los lunares que parezcan sospechosos y los remueva de ser lo indicado.
Para finalizar, es importante tener cuenta que ante los problemas ambientales generados en los últimos tiempos, como la contaminación del aire y el agua, el deterioro de la capa de ozono que nos protege de los rayos ultravioleta, entre muchos otros, han favorecido la aparición de gran cantidad de enfermedades, por ello se hace importante el cuidado de nuestra salud, esencialmente a la hora de proteger nuestra piel constantemente expuesta a factores que la pueden alterar.
La visita al medico periódicamente es una de las mejores formas de evitar el cáncer, sobre todo recordando que este tiene cura solo cuando se detecta tempranamente.