Este apetitoso dulce no discrimina edad, sexo, nacionalidad ni gustos o estilos culinarios. Su sabor hipnotiza a quien la prueba, además de que es un importante ingrediente en las recetas de repostería tanto a nivel nacional como internacional.

También es considerado un alimento altamente energético, ya que contiene proteínas para el buen funcionamiento de los músculos y calcio para tener huesos fuertes.

¿Qué es la cajeta?

Básicamente es un dulce de leche, el cual está elaborado de la mezcolanza de leche de cabra hervida, azúcar morena y canela. Aunque en algunos lugares la hacen con leche de vaca, esto es debido a lo barato que resulta consumir la leche vacuna pero no se compara con su sabor original.

Origen de la cajeta

Este producto milenario fue descubierto desde la época virreinal mexicana. Se hacían dulces de leche basados en la costumbre ibérica y fue gracias a la adaptación del ganado caprino que fue relativamente fácil su adopción en México.

En Celaya, Guanajuato fue el lugar donde vio nacer este delicioso manjar. Desde un principio la leche de vaca fue reemplazada por la de cabra para elaborar platillos típicos dando como resultado una receta única con un sabor diferente.

Hoy por hoy, la elaboración de la cajeta la realizan alrededor de 40 empresas familiares conservando así su tradición y conocimiento de generación en generación. En esas compañías se prepara la leche bronca de cabra, en grandes cazuelas de cobre y a fuego directo con algunos ingredientes.

¿Cómo se prepara la cajeta?

Es sencillo y divertido hacer este "platillo" a tu gusto, solo necesitas seguir algunos pasos para su elaboración:

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera pasteurizada
  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de glucosa líquida
  • ¼ de cucharada cafetera de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharada cafetera de vainilla
Utensilios:

  • Olla de peltre con capacidad de 3 litros
  • Cuchara o pala de madera
  • Frasco de vidrio con tapa hermética, previamente esterilizado con capacidad de 1 litro
Procedimiento:

  1. Verter en la olla la leche y el bicarbonato de sodio, mover los ingredientes con ayuda de la cuchara o pala de madera para que se disuelva.
  2. Calentar la leche a fuego medio sin dejar de mover, cuando esté caliente de manera que pueda sentirla al tacto sin quemarse, agregar el azúcar y seguir moviendo la mezcla de forma uniforme y constante, aún cuando esté hirviendo.
  3. Cuando la leche se encuentre quemada y espesada (para ello tarda aproximadamente de 2 a 2,5 horas de cocción), revisar periódicamente el color y consistencia de la cajeta, verter la vainilla en el recipiente y muévala para su integración y retirar del fuego.
En caso de usar ron o brandy retírela del fuego y al momento de que se encuentre tibio, añada uno u otro, moviendo para que su consistencia sea uniforme.

Tipos y variedades de cajeta

Existen tres tipos de acuerdo a su sabor, consistencia e ingredientes:

  • Cajeta quemada: Es la presentación tradicional.
  • Envinada: En esta adquiere un sabor envinado debido al ron o brandy que se añade, dándole un ligero toque de alcohol.
  • Cajeta de vainilla: Aquí en su preparación se agrega la vainilla para que obtenga un sabor diferente, además de ligero.
Este dulce combinado con diversos dulces resultan una delicia al paladar, entre ellas están: obleas, chiclosos, helados, caramelos, etc.

Algunas recetas caseras para Navidad y Año Nuevo

Comenzando con un delicioso pastel de cajeta, los ingredientes y la preparación son los siguientes:

Ingredientes:

  • 10 huevos
  • 1 taza de azúcar
  • 2 1/2 tazas de harina
  • 2 cucharadas de dulce de leche o cajeta
  • 2 latas de dulce de leche o cajeta
  • 1 taza de crema líquida para batir
  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 lata de leche evaporada
  • 1/2 lata de crema de leche
  • 1 cucharada de vainilla
Preparación de pastel de cajeta:

  1. Se baten los huevos a punto de listón luego se agrega azúcar y vainilla. Continúa el proceso de mezcolanza hasta que se esponje.
  2. Se agrega la harina con el resto con movimientos envolventes
  3. Se coloca en el horno dentro de un molde engrasado y enharinado por un lapso de 35 minutos a una temperatura de 180° C.
  4. Para remojarla, se entibian las leches y se baña el pastel, dejándolo reposar en la nevera o congelador.
  5. De forma independiente se revuelve el dulce de leche con la crema batida y se cubre el pastel con la mezcla.
  6. Finalmente se adorna con grageas.
Y finalmente un buen atole de cajeta para quitar el frío.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 1 taza de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 taza de leche evaporada
  • 1 taza de cajeta/ chimbote o dulce de leche
Procedimiento:

  1. Separar una taza de leche para disolver la fécula de maí­z.
  2. Hervir lo que queda de leche con el azúcar, cuando suelte el vapor agregue la taza de fécula de maíz.
  3. Mover uniforme y constantemente para que no se formen grumos.
  4. Después de un lapso de cinco minutos, añadir la taza de leche evaporada licuada con la cajeta, filtrarla y continuar la mezcla para que no se corte.
  5. Disminuir la flama por un periodo de 2 minutos y apagar el fuego.
Ahora sí, todo queda listo para recibir a la Navidad con un buen platillo, así que solo queda decir, ¡buen provecho y disfruten de este delicioso postre!