Empezar una rutina de ejercicios no es fácil, sobre todo si nunca antes se ha realizado actividad física. Sin embargo, es una de las mejores maneras de cuidar nuestro estado de salud. Desafortunadamente, muchas veces se queda como una promesa de año nuevo. ¿Cómo podemos cumplirla?

Cómo nos ayuda la actividad física

"La actividad física origina muchos efectos importantes en el organismo a nivel general: aumenta la producción de sustancias que causan sensación de placer, disminuye la tensión arterial, regula la frecuencia cardiaca y mejora la actividad sexual", asegura el Doctor Roberto Rodríguez Nava, médico de los Pumas de la UNAM y especialista en medicina del deporte.

De todos es conocido que una rutina de ejercicios exitosa está compuesta principalmente por las ganas de realizarla, de mucha disciplina y constancia para superar las primeras etapas de entrenamiento, que son las más difíciles.

La clave está en resistir

En palabras del doctor Rodríguez Nava, "uno de los principales problemas cuando se empieza a hacer ejercicio es el cansancio. Éste produce dolores musculares importantes y entonces se abandona la actividad física en las primeras etapas. Pero si la persona es capaz de tolerar eso, poco a poco su rendimiento irá aumentando, y si uno realmente está decidido a hacer ejercicio para mejorar su salud, entonces hará ejercicio aun con molestias".

La competencia es uno mismo

Para iniciar una rutina de ejercicios es necesario plantearse objetivos realistas con respecto a qué es lo que se busca con esa actividad y entender cuáles son los beneficios que reporta, porque tenemos que diferenciar al deporte como tal de la actividad física. "El deporte implica competencia reglamentada. La actividad física es cualquier ejercicio que se haga con el fin de lograr beneficios en la salud, y es aquí donde radica la importancia de la acción", asegura el especialista en medicina deportiva.

Usar la imaginación para beneficiar a la salud

Siempre existe el pretexto de falta de tiempo, de espacio y de dinero. Pero existen ejercicios que se pueden realizar sin ningún problema. Por ejemplo:

  • Salir a caminar o correr durante 20 0 30 minutos. Esto se puede hacer en cualquier lugar, inclusive en la casa u oficina dándole vueltas a algún espacio.
  • Subir y bajar escaleras en lugar de usar el elevador.
  • Cargar las bolsas del súper o caminar a lugares cercanos en vez de usar el auto.

No lo hagas a la ligera

Una de las principales recomendaciones que hace el médico de los Pumas es que, antes de iniciar una rutina, "todas las personas que se involucren en un programa formal de ejercicio deben ser valoradas por un especialista. Y si una persona es mayor de 40 años y no ha hecho ejercicio durante su vida, tiene que ser evaluada por un médico para evitar riesgos en su salud, porque el ejercicio en estas circunstancias puede ser perjudicial si no está controlado".

Una manera de disfrutar de la vida

Es un buen momento para modificar nuestra rutina diaria con un programa de ejercicios elaborado con el apoyo de un especialista y eliminar así el estrés y la tensión de la vida diaria. Una persona activa y sana tiene mayores posibilidades de disfrutar todo lo que el mundo nos ofrece.