Legalmente no es una boda gay, pero es un gran paso para los homosexuales de la isla, según sus responsables. Wendy e Ignacio, transexual ella y gay él se han dado el sí quiero en La Habana. Pero no son una pareja convencional. Los novios han contraído matrimonio civil en el Palacio de Matrimonios de la capital. Han dado el “sí quiero”, se han intercambiado anillos y beso ante una notaria que les leyó los artículos correspondientes del código de familia cubano.

Los colores del arcoíris, símbolos de los homosexuales han estado presentes en el ramo de novia, en la invitación de bodas y en la bandera que han ondeado desde el coche que les trasladaba. Y como madrina, Yoani Sánchez, la famosa bloguera crítica con el gobierno, al igual que el novio opositor y también activista del Observatorio Cubano de los Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgéneros (LGTB). Wendy e Ignacio, ya convertidos en marido y mujer recorrieron las calles de La Habana en un descapotable.

La novia tiene un carnet de identidad con género femenino e Ignacio es un hombre, por lo que el matrimonio es válido. Wendy Iriepa se llamaba antes Alexis. Se benefició de una operación gratuita de cambio de sexo en 2007, gracias a la reanudación de este tipo de intervenciones en el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), lugar donde trabajaba y que decidió abandonar cuando decidió casarse con Ignacio Estrada para no tener problemas con la directora del centro, Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro. Mariela Castro no ha acudido a la ceremonia pero les ha deseado que sean felices y ha dicho que se alegra de que Wendy se case “no exactamente con un heterosexual, como ella quería, pero parece que encontró el amor de su vida”.

En 2010 Fidel Castro admitió la responsabilidad de la persecución que sufrieron los homosexuales en los años 60. Castro aseguró entonces que la detención de estas personas, acusadas de contra-revolucionarias y su posterior internamiento en campos de trabajo forzado, fue "una gran injusticia". "En esos momentos yo no era capaz de tratar con ese asunto. Me encontré inmerso, principalmente, en la Crisis de Octubre (Crisis de los misiles de Cuba), en la guerra, en cuestiones de política," declaró. La persecución de homosexuales continuó hasta los años 70.

Hoy día el gobierno cubano ofrece operaciones de cambio de sexo gratuitas. La pareja dijo que su boda era un regalo a Fidel Castro por su cumpleaños.